10 comidas para prolongar la vida

Comer sano se ha convertido en una tendencia mundial debido a que se sabe que las principales causas de muerte hoy por hoy podrían evitarse si mejoramos nuestros hábitos alimenticios.


La gente ha optado por incluir en su dieta más alimentos no refinados o procesados y también le han dado protagonismo a los vegetales y las frutas crudas, que aportan un valor nutricional alto con bajas consecuencias calórica también para combatir la obesidad.

Estos diez alimentos que te presentaremos a continuación no te darán la vida eterna, pero si los consumes en mayor cantidad, alargarán tu esperanza de vida varios años más:

Manzana

Foto: vía www.pexels.com

Foto: vía www.pexels.com

Uno de los alimentos con más antioxidantes para combatir los radicales libres, que causan enfermedades y aceleran el proceso de envejecimiento, son las manzanas. De acuerdo con una investigación de la Universidad Estatal de Florida (EE.UU.) es una “fruta milagrosa”, pues además contiene polifenoles. Las personas que ingieren al menos una manzana por día tienen menos problemas con el colesterol malo (LDL) pues lo pueden ver reducido en un 23% y en un lapso de seis meses. De acuerdo con otro estudio hecho en la Universidad de Wageningen, la ingesta de manzanas también reduce los ictus en un 52% por ciento.

Almendras

Ya hemos hablado mucho de las almendras por aquí y de su alto contenido de ácidos grasos beneficiosos para el organismo. Además, son ricas en nutrientes como el magnesio, vitamina E, hierro, calcio, fibra, y riboflavina. Son la merienda ideal de media mañana o media tarde por su alto contenido de fibra y por su poder reductor del colesterol malo, aparte que tienen un efecto saciante, reduce la ansiedad y ayuda en la pérdida de grasa corporal.

Brócoli

Foto: vía www.pexels.com

Foto: vía www.pexels.com

Los altos niveles de vitamina C en el brócoli lo hacen perfecto para la prevención de enfermedades respiratorias, además de su rico contenido en fibra, calcio, potasio, ácido fólico y fitonutrientes que disminuyen el riesgo de padecer estreñimiento, enfermedades del corazón, diabetes, algunos tipos de cáncer y lo hacen uno de los alimentos más saludables que se puedan ingerir.

Arándanos

Foto: vía www.pexels.com

Foto: vía www.pexels.com

Consumir arándanos previene enfermedades de todo tipo debido a que son ricos en antioxidantes y fitonutrientes, además de que regulan la actividad digestiva por sus altos contenidos de fibra. El deterioro cognitivo que se presenta en las personas mayores se reduce significativamente cuando éstas ingieren habitualmente la fruta, además que sus polifenoles contribuyen a que no padezcan de obesidad mórbida como causa del sedentarismo o merma en la actividad física. Por otro lado, el arándano reduce en un 10% el riesgo de sufrir hipertensión y un 33% el riesgo de sufrir un infarto en las personas que lo consumen habitualmente.

Pescado azul

Foto: vía www.pexels.com

Foto: vía www.pexels.com

Los llamados “pescados azules”, como el atún, el bonito, la sardina, el boquerón, el salmón, el arenque, la trucha, la caballa… son las carnes más sanas que puedas comer debido a que en sus tejidos se concentran altas cantidades de ácidos grasos omega-3, esenciales para el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Verduras de hoja verde

Foto: vía www.pexels.com

Foto: vía www.pexels.com

Las hojas verdes como la espinaca o la col son una fuente excelente de vitaminas A, B6, C, E y K, así como de muchos minerales, selenio, niacina, zinc, fósforo, cobre, ácido fólico, potasio, calcio, manganeso, betaína y hierro, y antioxidantes si se consumen crudas, disminuye el riesgo de padecer diabetes.

Batata

Foto de Stacy Spensley vía www.flickr.com

Foto: Stacy Spensley | vía Flickr

También conocida como boniato, chaco o patata dulce, debido a su sabor similar al de la patata pero azucarado, la batata es rica en betacaroteno, vitaminas C y B6 y fibra dietética, lo que lo hace el carbohidrato perfecto para agregar de guarnición a tus comidas. Además, su bajo contenido calórico la hace perfecta para las dietas orientadas a la pérdida de peso y también es una buena fuente de calcio.

Germen de trigo

Foto: vía www.pexels.com

Foto: vía www.pexels.com

El germen de trigo es rico en vitamina E, ácido fólico (folato), tiamina, zinc, magnesio, fósforo y contiene ácidos grasos beneficiosos, aparte de ser una de las fuentes de fibra más interesantes. Tiene muchos beneficios, entre los cuales está favorecer el transporte de la vitamina A en la retina, favorecer el tránsito intestinal, combatir la fatiga y reducir el insomnio, la ansiedad y el estrés, mejorar el aspecto de la piel y del cabello, entre otros.

Aguacate

Foto: Chad Miller | vía www.flickr.com

Foto: Chad Miller | vía Flickr

Existe mucha gente que evita el aguacate debido a su alto contenido de grasas, y sí, eso lo hace un alimento muy calórico, pero estas grasas monoinsaturadas son muy beneficiosas para el cuerpo, por lo que no debes preocuparte en ingerirlo. Además, tienen un alto contenido de fibra que lo hace regulador de la actividad intestinal, y vitaminas B, K y E. Científicos de la Universidad Estatal de Ohio (EE.UU.) encontraron que los nutrientes obtenidos del aguacate tienen la capacidad de destruir células que potencialmente pueden convertirse en cáncer, conjuntamente con sus propiedades que ayudan a regular el colesterol malo en la sangre.

Harina de avena

Foto: vía www.pexels.com

Foto: vía www.pexels.com

Se utiliza más que todo para preparar atoles o papillas para niños, pero no sabes lo beneficiosa que puede resultar para ti también, por eso en los últimos veinte años su popularidad ha crecido bastante. Es un carbohidrato muy saludable, porque contiene fibra soluble en agua que mejora la digestión y regula los niveles de glucosa en sangre. Es rica en vitamina B, omega-3, ácido fólico y ácido potásico. Y también es muy buena para los que sufren de anomalías inherentes al colesterol.

Referencias:

Foto de cabecera: vía www.pexels.com

Con información de:

Muy Interesante

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: