10 cosas que jamás debes decirle a una persona transexual

Al ser un tema que no solemos conocer, muchas veces podemos pensar o decir cosas bastante inapropiadas y hasta hirientes; así que te aconsejamos sobre todas las cosas que JAMÁS menciones esto a una persona transexual…


Puede que se dé el caso de que conozcas por primera vez a una persona trans (y tú sabes que los apoyas), pero a veces, hasta haciéndole ver tu interés y tu apoyo a la comunidad, por ignorancia puedes decir cosas un poco imprudentes… Te aconsejo que comiences leyendo la lista de “cosas prohibidas que deberás evitar en todo momento”.

1. “¿Ya te hiciste la cirugía?”

Debo admitir que hasta a mí me parecía una pregunta digamos “políticamente correcta”, pero si lo piensas bien, honestamente, ¿qué te importa a ti lo que esté sucediendo entre las piernas de esa persona?

No debemos centrarnos tanto en su transición, sino más en la persona

…Porque es eso lo que realmente estás preguntando, además, la transición conlleva muchas cirugías, por lo que realmente no es que sea LA cirugía (en singular), y no es como si fuera algo que está al alcance de todos, pues la cirugía de re-asignación puede costar entre 40.000 a 50.000 dólares americanos, así que no es una opción que cualquiera pueda costearse.

¿Acaso vamos por la vida preguntándole a extraños sobre el estatus de sus genitales? ¡No! Entonces ahórrate el mal momento con un trans. Y muchos te responderían (teniendo en cuenta que no quieres tener sexo con ellos): “¿Para qué rayos quieres saber de mis genitales?”.

Foto: Laverne Cox | vía Flickr

2. “¿Cuándo decidiste ser transexual?”

¡WHAT! Cualquier persona debería saber (sin decírselo) que esto es completamente errado. Es una pregunta tonta que también se le hace a muchos gays y lesbianas.

El punto es: en ningún momento se “decidió” ser trans, se nace siendo así y es creciendo que se entiende realmente que el género con el que te identificas no es con el que naciste. La gente quizás lo ve como una “decisión” por el hecho de proceder con la transición, pero realmente esta transición es “una necesidad” de mostrarse por fuera, como se sienten por dentro.

3. “Pareces un hombre/mujer de verdad, no me habría dado cuenta nunca”

Ok, quizás quieres ser amable y simpático, pero… piensa bien lo que estás diciendo. Sabemos que quieres hacerle saber que se ve bonita/o pero cuando añades que se ve como un hombre/mujer “de verdad” estás casi dejando implícito que no son realmente “de verdad”, así que mejor haz cumplidos que le harías a cualquier otra persona: “Te ves muy guapa/o con esa camisa”, o lo que quieras.

Foto: Lana Wachowski | vía Flickr.

4. “¿No será que eres gay y ya?”

Esto es un error muy usual, porque muchos dicen: “Ok, te cambiaste a mujer pero te siguen gustando las mujeres… Para eso te quedabas como hombre”… ¡ERRADO! Hay que entender que una cosa es la identidad de género y otra la orientación sexual, que para nada se relacionan una con la otra, porque como hemos dicho, la identidad de género es cómo la persona se siente identificada, algo muy distinto al género por el que se siente atraída.

5. “¿Y cómo hacen en la cama?”

Muchos (considerando super inapropiada la pregunta) te responderán: “en la cama leo libros y duermo 🙂 ”, con un tono muy sarcástico. ¿Cómo se te ocurre preguntar esto? ¿Acaso le preguntas a tu nuevo compañero de trabajo cómo tiene sexo? Si no estás saliendo con la persona, no le veo la utilidad a la información.

6. “¿Cuál es tu verdadero nombre?”

Aquí, de nuevo, puedes tener buenas intenciones al querer informarte y hacer sentir cómoda a la persona, pero es una forma muy mala de hacerlo, porque con “verdadero” nombre estás dejando implícito que para ti no es “normal” el cómo ellos se sientan identificados. Lo mejor es llamarlos por el nombre que te digan, si se presentan como “Carlos”, pues su nombre es “Carlos” y deberás tratarlo de “él”, o viceversa si te da un nombre de mujer. ¡Punto final!

Foto: Chaz Bono | vía Flickr.

7. “Si aún te gusta el béisbol, ¿para qué quieres ser mujer?”

Digamos “béisbol” por poner un ejemplo de cualquier cosa que esté estereotípicamente asociada a un determinado género. Pero ¿cuántas veces hay que decirlo? Los intereses no tienen nada que ver, y además conozco muchas mujeres que aman el béisbol, así que. ¿Por qué no dejamos también el sexismo?

8. “¿Qué baño usas?”

¡Woooow! Muy personal, ¿no crees? Además, ¿a cuántos de tus amigos les has preguntado sobre lo que hacen en el baño? A ninguno, entonces, ¿por qué te interesa saber a qué baño va un transexual o qué hace en él?

En ningún momento se “decidió” ser trans, se nace siendo así

Pero, igual si se te ocurre preguntar esto, muchas veces te dirán que usarán el baño con el género que se sientan identificados, y si la ley no se lo permite, tocará usar el género que tenían antes de la transición. Igual muchos por pena de pasar malos ratos, prefieren no usar baños públicos, lo cual, obviamente, está mal. Nadie debería sentir miedo de salir a la calle por algo como esto.

9. “Ah… ¡Sí! Los drag queens y ustedes me encantan, son geniales, amo RuPaul’s Drag Race”

Algunos hasta piensan que ser transgénero es una versión llevada al siguiente nivel de los Drag Queen y no. ¡No! A ver, los drag queen son personas que, para un show, se visten del género opuesto por una noche y todo se trata del show que monten, pero a fin de cuentas no se identifican ni sienten necesariamente como el género opuesto, aparte les pagan por eso, y a los transexuales obviamente nadie les paga por vivir su vida.

Ésta creo que es la peor cosa de la lista, porque es como asumir que se hace la transición por diversión, y muchas veces es algo de necesidad y salud mental para sentirse felices consigo mismos.

Foto: Andreja Pejic | vía Flickr.

10. “¿Puedo ver una foto de como eras antes?” o “Ay ¡pero si te veías tan lindo/a antes!”

Tienes que entender que probablemente el período antes de la transición fue un período muy duro para ellos, por lo que seguramente no es algo que quieran recordar y ni tendrán fotos de ese tiempo, así que evítate mencionar esto.


Bueno, debe haber muchas cosas inapropiadas más (como ejemplo “¿Puedo sentir tus senos?”), pero con esta lista, ya nos imaginamos que te harás una idea de cómo tratar a una persona transgénero con decencia, y lo que deberías recordar siempre es que son personas que deben ser tratados como eso: personas.

No debemos centrarnos tanto en su transición, sino más en la persona, sus gustos, sus virtudes y todo lo que tiene para ofrecer.

Referencias:

Imagen de cabecera: vía Flickr.

Con información de:

Tranifesto | EveryDayFeminism | Cosmopolitan | Things Not To Say To A Trans Person | Never Say THIS To A Trans Person…

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: