Abrirán escuela en Alemania, pero no para todos, descubre aquí para quienes

Los tiempos cambian, y con cada cambio la sociedad mira hacia nuevas realidades y se enfrenta a choques morales, algo que no es fácil, pues cuestionarse a sí mismo creencias y preceptos implica romper de forma abrupta con algo que formó parte de nuestra esencia en algún momento de la vida.


30 de enero de 2017. Algunos de esos cambios se producen en torno a ciertas formas de ser que son parte de la naturaleza humana y quizás la moral religiosa ha tratado de inhibir durante siglos. Evidentemente, estamos hablando de comportamientos relacionados con la sexualidad.

Durante siglos, la conducta sexual que únicamente ha sido bien vista por la sociedad ha sido la heterosexualidad, debido a que es la conducta mayoritaria de los seres humanos en ese ámbito. Todo lo que se manifieste de forma distinta ha sido mal visto no solamente al punto de no ser aceptado sino directamente penalizado.

Foto: vía Pexels.

En algunos países, la homosexualidad y la transexualidad se consideran un crimen que debe castigarse con la muerte y eso es un error pues, más allá de lo que en sí representa esa preferencia sexual para algunas personas, no es algo malo, no es una enfermedad, no es algo contagioso, ni siquiera es perjudicial para lo que al orden social se refiere (pues los gays pueden hacer exactamente lo mismo que pueden hacer las personas heterosexuales).

El acoso hacia los gays, trans e interesexuales viene desde la infancia

En esto mismo ha pensado una organización alemana llamada Schwulenberatung que se encarga de la defensa de los derechos de la comunidad gay y de brindar asesoría referente al tema del VIH en ese país, y ha anunciado la creación de un preescolar para atender a niños identificados en los parámetros que definen la diversidad sexual.

El programa, que también contempla incluir a niños con padres LGBTI, se basará en un edificio de 60 apartamentos, dos salas para niños de cuidados especiales, un restaurante y oficinas administrativas.

Marcel de Groot, CEO de esta organización fundada hace más de 30 años, dijo al medio web queer.de: “Queremos proporcionar un espacio apropiado para los niños de familias extrañas, así como para los padres cuyos niños necesitan estar familiarizados con un estilo de vida muy diverso desde temprana edad”.

Foto: vía Pexels.

En Wilhelmstraße 115, en el distrito de Kreuzberg, la organización ya ofrece un lugar de encuentro para las personas LGBTI y para los refugiados queer. Con este nuevo proyecto, el Schwulenberatung Berlin participa en un procedimiento de licitación reservado a los terratenientes sociales en el distrito de Tempelhof-Schöneberg. La decisión final se espera en la primavera de 2017.

Proyecto similar de una asociación de lesbianas

Pero las cosas no son tan simples, porque hay un proyecto concurrente llevado a cabo por la asociación lesbiana Rad und Tat que propone su propio proyecto en ese tenor. El proyecto incluye cincuenta viviendas asequibles y no discriminatorias para mujeres lesbianas mayores. Ha pasado varios años desde que esta organización tiene esta idea, pero las dificultades están en gran medida relacionadas con los precios de bienes raíces en Berlín.

Las dos organizaciones lamentan esta situación, pero de acuerdo con De Groot, esto demuestra la necesidad de responder a la gran demanda de proyectos adaptados a las personas LGBT en Berlín.

Criticas

Más allá de las críticas conservadoras que ven esto como una promoción de la homosexualidad en los niños, existe una crítica basada en la noción de división, aislacionismo y sectarismo. Algunos piensan que separar a los niños gays de los heterosexuales, en lugar de continuar con los esfuerzos para promover la educación sobre la homosexualidad entre la población juvenil, lo que hace es afianzar las diferencias.

Foto: vía Pexels.

En todo caso, este tipo de iniciativas se basan también se basan en el hecho de que el acoso hacia los gays, trans e interesexuales viene desde la infancia, justamente en los colegios donde confluyen muchísimos niños con muchas formas de comportarse. Un prescolar para niños LGBTI habría de aminorar el problema del acoso que esta población suele sufrir en condiciones usuales.

¿Qué opinas al respecto? Déjanos tu valioso comentario un poco más abajo.

Referencias:

Imagen de cabecera: vía Pexels.

Con información de:

Desastre

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: