Bruxismo… Cuando los dientes duelen

Es una de las dolencias más comunes de la que muchas veces no somos conscientes porque suele afectarnos durante la noche.


Seguramente muchos piensan que despertar con dolor de cabeza, mandíbula o dientes de vez en cuando pudiera ser algo normal, incluso algo atribuido al estrés del día a día. La realidad es que sin saberlo podrías estar en presencia de una patología oral llamada: Bruxismo.

¿Qué es el bruxismo?

Éste es el rechinamiento o presión que se ejerce sobre los dientes. El bruxismo ocurre cuando los dientes entran en contacto fuerte entre sí, este acto pudiera ser silencioso o con ruido.

¿A qué se debe el bruxismo?

Según especialistas, el estrés y la ansiedad pudieran ser los causantes de este acto  que muchas veces es inconsciente. Sin embargo, también está relacionado con tu hábito al dormir o tu estilo de vida en general.

Llevar un estilo de vida agitado y con muchas obligaciones puede provocar que en el momento de descanso presentes bruxismo.

La ansiedad y el estrés aumentan sin duda el nivel de nerviosismo y terminas ejerciendo presión en tu mandíbula.

Los problemas emocionales o de pareja también pueden desencadenar que se rechinen los dientes cuando duermes.

La colocación de tus dientes, es decir que no estén alineados correctamente, también es una causante del bruxismo en su mayoría realizado de forma inconsciente.
Igualmente existen altas posibilidades de que la ingesta de algunas drogas, medicamentos, tabaco y alcohol contribuyan al padecimiento del bruxismo.

¿Cómo se detecta el bruxismo?

Si duermes acompañado, es probable que tu pareja te indique que sueles rechinar los dientes en la noche. También durante una revisión odontológica el médico puede descubrir que tus dientes se encuentran desgastados o con el esmalte fracturado.

¿Qué consecuencias se presentan cuando se padece de bruxismo?

  • Dolor de cabeza frecuente, únicamente al levantarse.
  • Dolor de mandíbula.
  • Mareos o dolores en las partes cervicales.
  • Dolor de oídos o zumbidos molestos.
  • Dolor duradero en el rostro.
  • Ocasionalmente puede presentarse cierta hinchazón en el lado de la mandíbula inferior provocado por el rechinar de los dientes.
  • Las personas que padecen de bruxismo podrían notar sensibilidad al masticar alimentos fríos o calientes.
  • Algunas personas pudieran experimentar pérdida de apetito a causa del dolor intenso en la mandíbula lo que le impide masticar bien los alimentos.
  • Se puede presentar trastorno del sueño.
  • Pérdida del esmalte dental.

¿Se puede tratar el bruxismo?

Lo más importante es determinar las causas que originan el problema. Sin embargo el uso de férulas durante la noche son una estupenda opción ya que con ella se protegen los dientes del rechinamiento.

Una funda de plástico también suele ser otra alternativa muy utilizada en caso de bruxismo.

Además de las recomendaciones médicas, toma en cuenta que también algunos ejercicios de fisioterapia que puedes realizarlos desde casa pueden ayudarte. Con ellos puedes recuperar la correcta articulación de la mandíbula y reducir el dolor, entre éstos:

  • Para comenzar deberás sentarte en una silla con respaldo alto y reposabrazos, luego deberás abrir la boca 10 veces, y mantener esa posición durante 5 segundos, después te relajas por 10 segundos.
  • Otro ejercicio consiste en desplazar la mandíbula inferior hacia un lado y luego hacia el otro de forma muy despacio, mantén esas posiciones durante 10 segundo y después repites el ejercicio unas 10 veces.
  • También puedes dirigir tu mentón hacia el pecho unas 10 veces, con este ejercicio lograrás una sencilla flexión a nivel cervical.

Los remedios naturales también pueden ayudarte con esta patología oral:

  • Tomar una infusión de salvia o tilo justo antes de dormir podrían ayudarte.
  • Comer una manzana o zanahoria durante la cena, calmarán esa mandíbula hiperactiva.
  • Aumenta la ingesta de calcio y magnesio, a través de suplementos farmacológicos o de alimentos, con ello puedes prevenir el desgaste de los dientes.

Curiosidades del bruxismo:

  • El recorte dental producido por el bruxismo envejece la sonrisa.
  • Este hábito no es una enfermedad grave, con un tratamiento adecuado y oportuno puedes resolver el problema.
  • A causa de esta patología oral se puede llegar a perder una pieza dental.
  • Existen dos clases de bruxismo, el céntrico que es el provocado cuando aprietas los dientes y el bruxismo excéntrico que es cuando rechinas los dientes.
  • Puede ocurrir a lo largo del día y no solamente en la noche como puedes pensar.
  • En los niños también puede darse el bruxismo especialmente cuando sufren de estrés o tienen problemas en la escuela.
  • El inicio de esta patología podría darse entre los 17 y 20 años de edad y la remisión espontánea de ésta es después de los 40 años.
  • En un ciclo de sueño de 8 horas, los episodios bruxómanos pueden presentarse en un lapso de entre 17 y 38 minutos en promedio por noche.
  • Cuando ésta se presenta en la noche, suele aparecer en las etapas profundas del sueño.

Ahora sólo deberás estar bien atento a esto síntomas o señales, ya que si sospechas que padeces este problema, lo más idóneo será buscar la consulta con el especialista para darle solución.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: