Conoce todos los detalles tras el fracaso rotundo del Fyre Festival

Un nuevo festival de música ambientado en Bahamas se ha convertido en tendencia mundial por morir al nacer, y a continuación te contamos por qué.


1 de mayo de 2017. Fyre Festival, un evento de lujo organizado por el rapero Ja Rule y que iba a contar con las presentaciones de Blink-182, Skepta y Rae Sremmurd, y que tuvo el apoyo de las supermodelos e influencers Kendall Jenner, Bella Hadid y Emily Ratajkowski, fue anunciado en las redes sociales como la fiesta glamurosa del siglo.

Para hacerse una idea, el precio “módico” de un boleto para este festival (que pretendía ser una emulación del Festival de Música y Arte del Valle de Coachella, que se realiza anualmente en California) varió entre 1.000 a 12.000 dólares. El evento debía comenzar el 28 de abril y se extendería por dos semanas en una isla privada situada en el archipiélago de las Bahamas. Se promocionaba como un “momento cultural creado a partir de una mezcla alquímica entre música, arte y comida”, en fin, toda una supuesta experiencia paradisíaca que se convirtió en pesadilla.

Los aficionados que trataron de llegar al festival se encontraron con vuelos retrasados y falta de transporte para trasladarse a la isla donde se realizaría el Fyre Festival. A su llegada, informaron que las “cabañas” estaban muy mal construidas y que en realidad parecían “tiendas de campaña para socorrer” en casos de guerra. También se quejaron de muchas otras cosas, como la mala iluminación del campamento, la mala comida y bebida, y las montañas de basura y trastos que había por los alrededores.

Mientras que el sitio web había prometido “comidas preparadas por cocineros pop-ups” de la escena culinaria, uno de los clientes publicó una foto en Twitter de un sándwich de queso para nada apetitoso que, de paso, le habían servido en una caja de poliestireno. Informes no confirmados también afirmaron que había “perros salvajes” vagando por la zona, lo que a su vez daba cuenta de la mala seguridad.

William Finley, de Carolina del Norte, dijo a Billboard que pagó 2.700 dólares por un pase que creía que le daría derecho a comida, un bar abierto y “villas” para dormir, las cuales resultaron ser efectivamente tiendas de campaña improvisadas con pequeños lockers para resguardar, no de forma muy segura, sus pertenencias.

Eran básicamente tiendas de ayuda para desastres, con un colchón en algún tipo de marco de cama”, dijo. “No eran tan incómodas, pero las carpas estaban tan mal hechas que volarían en un segundo si había viento o lluvia”.

La agrupación Blink-182 canceló su aparición un día antes del evento, alegando: “No estamos seguros de que tengamos lo que necesitamos para darle la calidad de actuación que siempre le damos a nuestros fans”. Dicha declaración fue vista como una antesala al drama que vivirían posteriormente los asistentes, de los que aún muchos esperan su traslado de vuelta a Estados Unidos.

Se confirmó que los vuelos entrantes a las Bahamas después del 28 de abril habían sido cancelados y que se estaban organizando los correspondientes reembolsos de las entradas, con esto se estaba concretando la cancelación del festival prácticamente el mismo día que comenzó.

Los organizadores lanzaron un comunicado donde decían: “Debido a circunstancias imprevistas y atenuantes, Fyre Festival ha sido completamente pospuesto” (cabe destacar que no utilizaron la palabra “cancelado”). “Después de evaluar la situación esta mañana y buscar mejores opciones para nuestros huéspedes, no podemos avanzar como esperábamos que podríamos hacerlo. Tiempo, estamos trabajando sin descanso para conseguir vuelos programados y conseguir que todos los viajeros lleguen a casa de manera segura“.

A continuación te mostramos el video promocional del festival, catalogado como publicidad engañosa:

En cuanto a Ja Rules, ha dicho por Twitter que no es culpable del caos pero que asumirá algunas responsabilidades por lo ocurrido. En todo caso, aún falta que de una declaración oficial explicando lo sucedido más allá del comunicado que indica que los problemas se debieron a la falta de experiencia de los organizadores.

Algunos se han conformado con la explicación de los organizadores; no obstante, muchos creen que han estado predispuestos a estafar a la gente. Llegar allí y ver lo que había los ha convencido de ello. ¿Crees que esos artistas e influencers que se involucraron en eso tenían conocimiento de esta situación o, por el contrario, crees que al igual que los asistentes fueron engañados? Déjanos tus impresiones en la caja de comentarios.

Referencias:

Imagen de cabecera: logo de Fyre Festival | vía Vulture.

Con información de:

Jenesa is pop | El País | RT.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: