Consejos para decorar tu casa en navidad, económicamente y sin morir en el intento

La navidad es bien recibida pero a su vez es un problema, ¿paradoja?, no si te encuentras delante de un montón de cajas llenas de adornos navideños y sin saber qué hacer. Aquí te damos algunos consejos para que tu casa sea la más hermosa de todas y sin gastar mucho.


No hay festividad más elaborada que la navidad porque implica una parafernalia que no se ve en otras épocas del año. Decoración ostentosa, obsequios, indumentaria, todo debe conjugarse en torno a la fecha y eso a veces resulta en gastos excesivos. No por nada, sólo en el mes de diciembre las tiendas relacionadas con el negocio de la decoración hacen la mayor parte de sus ganancias del año. Pero hay cosas que puedes poner en práctica para ahorrar dinero. A continuación, te mostramos algunas formas:

Reutiliza decoración de años anteriores

Si eres de aquellos a los que le interesan las tendencias y eso de repetir no te va, de igual manera se puede reutilizar decoración vieja cuando la tendencia vuelve en ciertos colores y texturas. Haz una revisión profunda de las cajas donde tienes guardados los adornos navideños de años anteriores, pues de seguro habrá algo que podrás utilizar este año.

regalos

Foto: vía Pexels.

Siempre guarda lo que tenga color rojo, verde y dorado, pues estos nunca faltan en una navidad. Algunas veces, el morado se pone de moda, y tenerlo a la mano es muy útil.

Lo único que no es recomendable guardar son las luces o pequeños bombillos decorativos, pues se estropean con facilidad. Hay gente súper ahorradora que las guarda, pero si no te ha tocado el engorroso trabajo que supone repararlas, nosotros no vamos a recomendártelo.

Algunas de las cosas que siempre son reutilizables son los emblemas navideños: un muñeco de Santa, la imagen del niño Dios (si eres cristiano), entre otros. Los duendes, hadas y estrellas sí pueden cambiar con las tendencias, incluso la tela y los colores de la indumentaria que usan.

Recicla las cosas que no puedes reutilizar de forma íntegra

Las telas sobrantes, las borlas, los encajes y las esferas pueden ser reciclados y transformados en objetos preciosos. Un ejemplo son las coronas de navidad, algunas hechas con pino fresco o también sintéticas; soportan prácticamente todo lo que les coloques encima, desde un lazo hasta una borla entrelazada. Sólo hace falta un buen pegamento de silicona y prácticamente no hay límites.

adorno navideno

Foto: vía Pexels.

Siempre piensa en el contraste y elige tonos que resalten por encima de la base verde. Si tienes mucha creatividad para el diseño con materiales reciclados, podrías ir a por el reto de decorar todo un árbol de navidad entero de esta manera; sin embargo, ya eso es exceso de ahorro y aquí no estamos creando gente obsesiva. Una corona está bien.

Si tienes habilidades para la costura, podrías utilizar los retazos de tela para hacer ropa nueva con la que vestir a tus muñecos de navidad o incluso a ti mismo. Puedes hacer gorros de dormir al estilo de Santa Claus con un simple patrón de cono, motas de algodón y un poco de pegamento.

Purpurina o escarcha para todo

Si eres de los que aplican la mano de obra cuando llegan las épocas decembrinas, sabrás de lo que estamos hablando, pero si eres nuevo en esto de hacer tus propios adornos, te recomendamos que vendas tu alma a la purpurina (también conocida como escarcha en algunos países de América Latina). La navidad es la época de lo brillante y la purpurina es eso en esencia: brillo. No es lo mismo un decorado simple a un decorado con purpurina; el cambio es del cielo a la tierra.

esfera navidena

Foto: vía Pexels.

Un truco práctico es usarla es la decoración de velas. Estas se embadurnan con una capa fina de pegamento blanco y se cubren con purpurina plateada o dorada. Después de dejarlas secar un par de horas, te quedarán unas velas listas para utilizar en la noche de la víspera de navidad.

Cualquier cosa que brille puede ser útil para las decoraciones navideñas, pero la purpurina es especial; será tu mejor amiga en los momentos de oscuridad.

Haz decoraciones alternativas o poco usuales

Para llamar un poco la atención (porque nunca está de más hacerlo) no hace falta tener la decoración más ostentosa de la cuadra. Sólo hace falta algo de creatividad y, voila, Todo el mundo hablará de ti.

decoraciones navidenas

Foto: vía Pexels.

La gente subestima la vistosidad que un árbol de navidad repleto de muñecos de felpa puede tener, por poner un ejemplo; todo el mundo quiere un árbol de muñecos de felpa en su casa pero nadie lo hace, entonces es hora de que tú lo hagas y olvides las clásicas figurillas de campanas, estrellas o caballitos de madera. Aunque realmente no hay límites en cuanto a que pueda tener un árbol de navidad en él.

Tampoco se trata de poner electrodomésticos en el árbol, o velas encendidas, como hacían en las épocas de antaño (cosa peligrosa, por demás), pero puede haber algo más allá de lo común que puedas usar para decorarlo.

Nunca decores con dulces

Uno de los símbolos más usados en la navidad es el caramelo en forma de bastón, blanco con rojo. Pero al menos que tengas fanatismo por las hormigas, te recomendados que sólo los utilices el mismo día en que vayas a comerlos.

alegria

Foto: vía Pexels.

Tener, por ejemplo, un recipiente lleno de caramelos como adorno en una estantería no solamente es algo extraño (inusual en el mal sentido), sino que terminará arruinándote la navidad cuando atraiga a todas las hormigas del vecindario.

Elige lo sintético antes que lo natural

La nostalgia por lo natural es algo que funcionaba en las épocas de nuestras abuelas, cuando todavía el ser humano no se había acostumbrado del todo a los beneficios de la industrialización. Y a menos que tengas un bosque de pinos detrás de tu casa, lo recomendable es siempre elegir un producto sintético en caso de que tengas oportunidad de hacerlo.

arbol sintetico

Foto: vía Pexels.

En cuanto a los pinos, los sintéticos se pueden reutilizar por un par de años, mientras que el pino natural sólo puede ser utilizado una sola vez y de allí el que se complique mucho tenerlos en algunas casas que no están cerca de los matorrales (todos los años hay que comprar uno nuevo).

Además, en algunos países, el árbol de navidad se coloca a principios de diciembre y no en la víspera de navidad (como sucede en Norteamérica), y un pino natural aguanta sólo un par de días vivo. Lo mismo sucede con algunas flores; es factible comprarlas naturales pues no es tan difícil cuidarlas siempre y cuando estén siempre en la maceta. Usarlas para decorar es un problema; se marchitan muy rápido.

Otra ventaja de los productos sintéticos es la limpieza. Un pino natural, aparte de morir rápido, deja un montón de hojas y ramas secas por todo el suelo. La cantidad de impurezas que deja el pino sintético es mucho menor y eso significa menos trabajo a la hora de barrer.

No escatimar está bien, pero…

Cada espacio debe llenarse con cuidado. Decorar todo lo que tengas a tu paso puede hacer que el espacio se vea excesivamente recargado y vulgar. Estéticamente, es desagradable, chocante para la vista. Pero lo contrario tampoco se ve bien: un árbol de navidad en medio de una nada simplona transmite tristeza, falta de compromiso o incluso disgusto por la navidad. Hace que la gente piense: “¿Sólo un árbol?”

regalo

Foto: vía Pexels.

Con estos consejos, esperamos haberte ayudado un poco en el recibimiento de estas fechas alegres. Recuerda que, más allá de los obsequios y la parafernalia, la navidad es un tiempo de concordia que debe aprovecharse para compartir con los seres amados. ¡Felices fiestas!

Referencias:

Imagen de cabecera: vía Pexels.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: