Si creías que tuitear estaba exento de consecuencias, esto demuestra tu equivocación

Cassandra Vera es el nombre de la joven de 21 años condenada a prisión bajo el delito de humillación a las víctimas del terrorismo.


4 de abril de 2017. El llamado “delito” comprende desde 2013 a 2016,  período en el que Cassandra tuiteó bromas sobre el asesinato en Madrid del General Luis Carrero Blanco de la dictadura franquista quien ostentaba la presidencia en 1973, años antes de que ella naciera.

La condena fue emitida por la Audiencia Nacional Española, que definió el delito con el nombre de “humillación a las víctimas del terrorismo”, previsto en el Código Penal de España.

Lo que menos pensó esta joven estudiante de historia es que su vida se volvería un infierno por realizar pequeñas y esporádicas bromas sobre el asesinato cometido por la organización terrorista ETA vía Twitter a través de su cuenta @kira_95. Algunos de los tuits fueron: “Kissinger le regaló a Carrero Blanco un trozo de la luna, ETA le pagó el viaje a ella”, “¿Carrero Blanco también regresó al futuro con su coche?”.

Foto: vía cuartopoder.

Según el Tribunal los tuits constituyen: “desprecio, deshonra, descrédito, burla y afrenta a personas que han sufrido el zarpazo del terrorismo”. Los magistrados del tribunal Juan Francisco Martel, Carmen González y Teresa Palacios agregaron que: “sus frases, adicionadas la mayoría de las veces con elocuentes imágenes, refuerzan aún más su carácter de descrédito, burla y mofa a una víctima del terrorismo”.

Cuando la citación llegó a manos de Cassandra Vera, ella pensó que el asunto no pasaría a mayores, ya que no se trataba de la gran cosa, una vez aclarado todo sólo archivarían la causa y listo. Pero lamentablemente, para la escritora amateur, no fue así.

A Cassandra le exigen pagar los costos del juicio

Cassandra desde que comenzó sus estudios de historia acostumbró a realizar tuits sobre lo que iba aprendiendo a lo largo de la carrera, muchos de ellos en modo de broma o chiste y nunca había pasado nada malo, sólo daba su opinión sobre hechos y personajes e incluso ganaba seguidores y conocía e interactuaba con otros interesados en la historia.

Uno de los principales argumentos planteados por Vera fue que el asesinato de Carrero Blanco ocurrió años antes de su nacimiento, a lo que los magistrados respondieron: “la lacra del terrorismo persiste, aunque con menor intensidad, y las víctimas del terrorismo constituyen una realidad incuestionable, que merecen respeto y consideración, con independencia del momento en que se perpetró el sangriento atentado”.

Las consecuencias

Quizás estés pensando: “¿qué otras consecuencias puede haber además de ser condenada a un año de prisión?”, pues las hay y son igual de terribles que esta condena. La sentencia incluye la inhabilitación para empleo o cargo público durante siete años y especial para el ejercicio de sufragio pasivo por un año. Y por último a Cassandra Vera le quitaron su beca de estudios.

Luego de toda esta serie de terribles sucesos Vera tuiteó:

Y si creías que hasta aquí llegaban las tragedias para Cassandra, no es así, pues a Cassandra se le exige pagar los costos del juicio.

Luego de enterarse sobre el asunto muchas personas se han manifestado apoyando a Cassandra, entre ellos el Partido “Podemos” que tuiteó: “Gracias a la legislación del PP hoy los corruptos son los únicos que no tienen miedo de la ‘justicia’. La Democracia está de luto #Cassandra” y el humorista Miguel Lago quien demostró su apoyo tuiteando: “Creo que hoy es un día triste para la democracia”.

En una medida desesperada por no dejar en la ruina a sus padres, Cassandra compartió su cuenta de PayPal, para quienes deseen apoyarla con los gastos del juicio.


Cassandra en estos momentos de su vida se siente asustada y perpleja y sigue considerando que la condena es “absolutamente absurda y estúpida”. La intención de Vera nunca fue dañar a las víctimas del terrorismo, afirma que es insultante creer que esta clase de humor busca humillar o dañar a alguien o un grupo de personas.

El caso de Cassandra aún sigue en tribunales, y ella está en la fatal espera de lo que podría convertirse su vida por tuitear.

Referencias:

Foto de portada: vía cuartopoder.

Con información de:

RT | El Mundo

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: