¿Cuánto alcohol soporta nuestro cuerpo?

Si eres una persona que consume alcohol, probablemente alguna vez en tu vida has experimentado una desagradable resaca y si no, quizás estás en el porcentaje mínimo de las personas que “saben beber”.


La resaca como ya debes saber, es el malestar que queda luego de una borrachera (comienza de ocho a doce horas luego de nuestro último trago para ser precisos): dolor de cabeza, náuseas, vómitos, taquicardias, escalofríos y malestar en general son los síntomas más comunes. Pero ¿sabías que si llevas tu borrachera al extremo podrías causar tu propia muerte?

El alcohol es absorbido en nuestro cuerpo por el estómago y el intestino delgado hasta que es metabolizado por el hígado, este órgano juega un papel fundamental en nuestras borracheras ya que el hígado “desintoxica” el alcohol para evitar que esta sustancia se acumule en nuestras células y órganos, lo cual terminaría destruyéndonos por dentro (literal) .

Concretamente, el hígado sólo puede procesar una onza de licor (o un trago estándar) en una hora.

Ok, entonces ¿cuál es el problema si nuestro hígado lo tiene todo resuelto? Que a nuestro hígado le toma más tiempo metabolizar el alcohol que lo que nos toma a nosotros consumirlo. Concretamente, el hígado sólo puede procesar una onza de licor (o un trago estándar) en una hora.

Foto: Pinterest

Foto: Pinterest

¿Qué son tragos o unidades de bebida estándar?

Estas medidas son universales y son calculadas en base al porcentaje de alcohol de cada botella. Por ejemplo la cantidad de 350 cc de cerveza (una lata) es una bebida estándar, una copa de vino (180 cc ) es una bebida estándar, o 45cc (un shot o chupito) de bebidas como tequila, whiskey, vodka, ginebra, brandy, cognac, equivalen también cada uno a una bebida estándar.

Mientras más es nuestro peso corporal, más lento nos emborracharemos.

Esto se va poniendo más complejo, porque cuánto pesamos e incluso nuestro tipo de sexo, son factores que debemos considerar para saber cuando estamos oficialmente intoxicados.

Se ha determinado que, mientras más es nuestro peso corporal, más lento nos emborracharemos porque requerimos ingerir más alcohol para que esto suceda.

Otro hecho es que las mujeres nos embriagamos más rápido que los hombres porque tenemos más proporción de grasa en el cuerpo (menos agua) y los hombre más músculo (más agua) lo que facilita que el alcohol se concentre en mayor cantidad en nuestro organismo. Además, mediante nuestras enzimas, absorbemos el alcohol distinto a los hombres favoreciendo que se concentre más fácilmente en la sangre.

¿Cuánto es peligroso?

Como mencioné anteriormente, nuestro hígado tarda en promedio una hora para procesar una onza de alcohol. Técnicamente estás intoxicado cuando superas la cantidad de alcohol que tu cuerpo puede procesar y esto es cuando en tu sangre se encuentra aproximadamente 0.3% de alcohol (que es MUCHO).

Foto: Favim

Foto: Favim

Desde el 0.05% de alcohol en nuestra sangre, comienza la sensación de desinhibición y en un 0.5% podríamos caer en un coma e incluso llegar a la muerte.

Tabla referencial extraída de: DrivingLaws

Tabla referencial extraída de: DrivingLaws

Desde que el 0.05% de alcohol en nuestra sangre, comienza la sensación de desinhibición y en un 0.5% podríamos caer en un coma e incluso llegar a la muerte.

Existen calculadoras del porcentaje de alcohol en la sangre; ellas consideran el peso del individuo así como la cantidad de tragos ingeridos en el lapso de una hora. ¡Recuerda! A tu hígado le toma tiempo metabolizar el alcohol, así que indudablemente, mientras más rápido consumas, más probable sea que te emborraches y por consiguiente tengas una terrible resaca.

Foto: Eraoutravez

Foto: Televisa

Los mitos que más escuchamos a la hora de tomar:

Una taza de café o un baño de agua fría reducen la borrachera.

FALSO. Quizás te sientas más activo pero esto no hará que tu hígado metabolice más rápido el alcohol.

Las bebidas suaves emborrachan menos.

FALSO. Recuerda que todas las bebidas cuentan con diferentes concentraciones de alcohol que, luego de pasados los 0.05 en tu sangre (sin importar sean cervezas, vinos o cócteles dulces) te harán experimentar los mismos efectos que una “borrachera con whisky”.

Hay personas que como beben mucho, se emborrachan menos.

FALSO. No es que se emborrachen menos, es que han desarrollado cierta “tolerancia” con la que los efectos son menos notorios. Esto es peligroso ya que, a pesar de “sentir” en menos cantidad, se sigue consumiendo por lo que es más fácil llegar a la intoxicación.

Si tomo un paracetamol antes de beber, no me dará resaca.

FALSO. El paracetamol así como los protectores gástricos sí son recomendables cuando tienes resaca ya que alivian considerablemente el malestar, pero no los consumas antes de tomar para evitarla porque existe una estrecha relación entre el alcohol y el paracetamol con daños renales fuertes. Siempre consulta a tu médico.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: