Decoración: Realza tus espacios con vinilos

Sabías que con poco dinero, creatividad y ¡Vinilos! podemos tener un ambiente totalmente diferente.


Desde hace algún tiempo, en el mundo de Diseño de Interiores se ha incorporado como opción para la decoración un material popular en la publicidad exterior, hablamos del Vinilo decorativo, generalmente usado en la ornamentación de paredes dentro del hogar.

El vinilo decorativo

Vinilo decorativo

Es un material autoadhesivo que puede utilizarse sobre cualquier superficie lisa, o ligeramente rugosa como paredes, techos, puertas, muebles, cristales; creando así, un ambiente diferente y único en nuestros espacios.

El vinilo es semipermanente.

Esto significa que aunque con el paso del tiempo no se despega, es posible retirarlo cuando se desee sin dejar marca alguna en la pared.
Estos vinilos se cortan según el diseño escogido, no es una impresión sobre láminas transparentes, así que puede durar varios años tanto en exteriores como interiores.
Lo practico de ellos es que puedes colocarlos tu mismo.

El producto está formado por tres capas:

  • Lámina de soporte: Cubre la parte del adhesivo del vinilo, hay que retirarlo antes de poner el vinilo, al igual que con un papel contac.
  • Vinilo autoadhesivo: Es el vinilo cortado con el diseño elegido, es decir el que usted seleccione.
  • Transportadora: Una vez que está retirada la lámina de soporte, éste sirve para situar el vinilo perfectamente sobre la pared, la cual se retira después de pegar el vinilo donde hayas elegido colocarlo.

Los vinilos se fabrican con un plástico hecho de cloruro de polivinilo (PVC), un material creado por el químico alemán Eugen Baumann en 1872 quien curiosamente nunca aplicó por la patente, años después, Waldo Semon hizo del PVC un producto de mayor calidad.

¿Dónde utilizarlo?

En casi cualquier habitación que usted se imagine puede usar el vinilo autoadhesivo.

Son ideales por ejemplo para el cuarto de los más pequeños, ya que son lavables y le dará además un toque original y moderno a la habitación de nuestros hijos.

En la habitación matrimonial con motivos florales o de feng shui se hace idóneo su utilización lo que le dará un ambiente original y de relax.

Si a la cocina por ejemplo quieres darle un toque informal los vinilos son una excelente opción.

En definitiva la correcta combinación de colores en las paredes de tu casa junto a la colocación de los vinilos, es una excelente alternativa para refrescar o modernizar casi cualquier espacio.

Vinilo decorativo

Vinilo decorativo

Vinilo decorativo


¿Cómo colocarlos?

Lo primero que debes considerar a la hora de colocar el vinilo es preparar la superficie donde elegimos colocarlo, por lo que es imprescindible limpiarla bien, que esta se encuentre seca, que sea lisa y lejos de alguna fuente de calor que pueda dañar su colocación.

Una vez hayas medido el vinilo, procedes a lo siguiente:

El vinilo está protegido por una lámina siliconada donde está adherida el motivo escogido y otra lámina transparente que sirve de transportador. Debes colocar la cinta de carrocero sobre esta última, para presentar de forma fácil la pieza en la pared o donde lo colocaremos.

Luego debes ubicar el vinilo sobre la pared o donde hayas elegido usarlo. Debes considerar no olvidar que la lámina transparente debe quedar en la cara exterior, mientras que el papel siliconado debe quedar en la parte de atrás.

Es importante fijar bien la cinta carrocera a la superficie para que no se despegue durante su colocación. El paso siguiente será ir despegando con sumo cuidado el papel siliconado de la parte de atrás para evitar que se rompa.

Recuerda que mientras despegas el papel, debes fijar bien el autoadhesivo presionando la superficie con un trapo o espátula, haciéndolo desde el centro hacia afuera para eliminar las posibles arrugas o burbujas. Finalmente debes quitar con mucho cuidado el transportador.

Recomendaciones finales:

  • Si al colocar el vinilo notas burbujas, puedes pinchar con una aguja fina.
  • Si el vinilo lo colocas en una superficie diferente a la pared, tal como el cristal o metal, puedes rociar agua mezclada con gotas de jabón a la superficie antes de colocarlo para evitar burbujas.

Ahora ya tienes otra opción diferente, económica y versátil para redecorar tus espacios.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: