Estos son los 30 cortes de cabello permitidos en Corea del Norte

Las personas pueden elegir entre una lista de cortes de cabellos “sugeridos” por el régimen.


19 de abril de 2017. Muchas personas no conocen la diferencia entre el autoritarismo y el totalitarismo. Es sencillo, el autoritarismo es la simple disposición del Estado a forzar sus decisiones en contra de los deseos del pueblo, mientras que el totalitarismo es cuando ya esto se ha dado y el Estado ha logrado intervenir gran parte de las libertades individuales que caracterizan a los grupos sociales.

Corea del Norte, como otros pocos países en el mundo, es un ejemplo de totalitarismo porque el Estado controla a la población en prácticamente todo, incluyendo cosas que en occidente ni imaginamos, como la forma de vestir y de comportarse. Los gobiernos que hacen esto pretenden hacer entender al mundo que sus sistemas impuestos son moralmente correctos y evitan, por ejemplo, que las modas que se asocian con el vandalismo no aparezcan, pero lo cierto es que con eso sólo demuestran la brutalidad con la que reprimen a sus súbditos.

The Telegraph informa que el estado ermitaño favorito del mundo está implementando cortes de pelo sancionados por el Estado. La extraña campaña para el corte del cabello exhorta a las mujeres a elegir entre uno de los 18 peinados (el número permitido no está del claro y varía entre fuentes) oficialmente sancionados y elegidos por los funcionarios comunistas más influyentes y ansiosos por reprimir las influencias occidentales en la vida de los norcoreanos.

La lista de cortes no incluye uno similar al de Kim Jong-Un

Esto se debe a que las mujeres están siendo “animadas” a hacer su parte para continuar con la revolución más conformista del mundo. No se sabe a ciencia cierta si un corte “aprobado” es exactamente igual a los que aparecen en las fotos o si es simplemente un estilo “sugerido” que marca la pauta de lo que el gobierno ve como correcto. Lo cierto es que, a juzgar por estas imágenes en la pared de un salón de belleza de Pyongyang, no hay muchos estilos para elegir.

A las mujeres casadas se le obliga a mantener su cabello más corto, mientras que las solteras lo pueden llevar un poco más largo, aunque nunca más allá del bajo hombro. Es la forma que el Estado usa para dar a entender que las mujeres casadas tienen que lucir más recatadas y las solteras pueden lucir más “juguetonas”; sin embargo, no es que la diferencia sea mucha.

El estilo también tiene que ver con la ropa que se use. Con el vestido coreano tradicional, las mujeres usan generalmente un estilo recto, y con la ropa de diario pueden elegir algo más ondulado e incluso adornado con cintas. Lo que sí está terminantemente prohibido es teñirse el cabello, por lo que será virtualmente imposible ver por las calles de Pyongyang a una persona con el pelo de otro color que no sea negro a menos que sea uno de esos extranjeros locos que quieren vivir los horrores de Corea del Norte y se van allí a pasar vacaciones.

Las directrices estrictas sobre el cabello también se aplican a los hombres, a los cuales se les prohíbe cultivar el cabello más allá de 2 pulgadas, a menos que sea un hombre mayor, en ese caso tendrá permitido llevarlo hasta 3.

Por extraño que parezca, la lista no incluye un estilo similar al del joven tirano de Corea del Norte, Kim Jong-Un, que es un corte bastante extraño, con los laterales totalmente rapados, y del cual muchos se burlan en todo el mundo. Aparentemente, no está permitido llevarlo porque está mal visto imitar al líder.

Esa tradicional preocupación por la apariencia…

Así como la grandeza de sus edificaciones y los montajes de espectáculos coloridos, la conformidad con el look personal y en concreto con el corte de cabello, no es nada nueva en Corea del Norte.

En 2005 la televisión estatal emitió una serie de cinco anuncios sobre las directrices de corte de pelo para “el estilo de vida socialista moderno de hoy”, y parece que el concepto está reemergiendo bajo el mandato del nuevo líder. Hay un par de teorías sobre el porqué, incluyendo que al joven Kim, de 34 años de edad, no le gustan los estilos anteriores que fueron impuestos por su padre, el fallecido dictador Kim Jong-Il.

El programa de televisión que emitió los anuncios en 2005, al mismo tiempo envió equipos con cámaras ocultas para capturar imágenes de los “rebeldes” norcoreanos que estaban rompiendo el código de peinado en la principal capital de la nación asiática. Los creadores de ese programa fueron tan lejos que señalaron y avergonzaron públicamente a aquellos que tuvieron la audacia de cortarse el pelo de manera diferente, por supuesto, era un laboratorio financiado por el régimen porque en Corea del Norte todos los medios de comunicación son estatales.

El programa incluso afirmó que había razones de salud para no dejar crecer el cabello más allá de lo permitido, incluyendo la extraña afirmación de que el cabello largo “roba la energía vital del cerebro”.

Sin embargo, la primera dama de Corea del Norte, Ri Sol-ju, de la que se saben muy pocas cosas, ha demostrado estar más allá de la moda permitida en las salidas públicas en que se le ha visto, esto podría sugerir, entre otras cosas, que además de los privilegios que tiene la casta política en ese sentido, también se habla de un cambio en la forma de vestir de los jóvenes norcoreanos, lo que a su vez no quiere decir que eso vaya a ser determinante para lo que significará el régimen en un futuro.

¿Te imaginas que en tu país hubiera ordenanzas públicas que te obligaran a cortarte el pelo de una forma en específico? Sería terrible, ¿verdad? De igual forma, déjanos tus impresiones sobre esta noticia en la caja de comentarios.

Referencias:

AJC | Guioteca | RT.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: