Estos son los comentarios que todos decimos al comenzar el gym

Probablemente pensarás “been there, done that” a todo lo que leas a continuación…


Es bastante típico que tengamos una cierta cantidad de expectativas al comenzar a ejercitarnos, llegamos con una actitud como si fuésemos Goku o algo así bastante brutal, lo cual no es malo, pero vamos, a veces el realismo nos lo pasamos por el c*lo y es ahí donde la realidad nos golpea justo en el rostro. Como sé que lo más probable es que la gran mayoría de ustedes haya tenido estos pensamientos al inscribirse en el gimnasio y al terminar el primer día, he traído para ustedes este post, porque yo lo he vivido en carne propia también, tranquilos, es nuestro pequeño secreto.

Nos creemos los más poderosos del mundo

Como decía en la introducción, no está mal llegar con una actitud de “claro que puedo hacerlo”, pero a veces se nos va de las manos y hasta nos ponemos a tratar de hacer ciertas cosas que terminan, ehm, no tan bien como quisiéramos.

giphy (3)

Gif: Giphy

giphy

Gif: Giphy

 

Me la estoy comiendo

Otra cosa bastante típica es que mientras hacemos nuestros ejercicios, creemos que somos lo más increíble que hay y que nadie se ve tan genial y tonificado como nosotros… Lo gracioso está en que la primera clase del gym suele ser por lo general bastante básica y no contiene nada del otro mundo, así que en realidad mientras nosotros creemos que nos vemos impresionantes e invencibles, ciertamente lucimos así:

giphy (4)

Gif: Giphy

Ya luzco muchísimo más delgado

Por alguna extraña razón que nadie entiende pero que debería tomarse tan en serio como una Ley de Newton, al terminar la primera clase del Gym ya creemos que hemos perdido como veinte libras, nos vemos en el espejo y creemos que con eso bastó completamente, y ehm, no, ahora es que falta amigo.

giphy (1)

Gif: Giphy

No voy a comer más nada pesado hoy

Es lo que decimos cinco minutos antes de comenzar el entrenamiento, pero la verdad es que a medida de que van pasando las horas, nos vamos dando cuenta de que somos débiles y que luego de haber quemado TANTAS calorías en esa caminadora podemos darnos un pequeño manjar (que termina conteniendo el triple de calorías de las que quemamos)… Y después no entendemos por qué no perdemos peso sino que aumentamos, excusando que debe ser “masa muscular”… Claro, por supuesto…

giphy (2)

Gif: Giphy

giphy (8)

Gif: Giphy

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡No me hagas esto por favor!!!!!!!!!!!!!

Obviamente, al finalizar todo, te percatas que el gimnasio para nada es lo que pensaste que era y cuando viene la ronda de enfriamiento es como si te estuvieran cayendo a palazos, lo único que se te viene a la mente es en qué estabas pensando cuando decidiste gastar una buena cantidad de dinero en la inscripción de ese gimnasio, porque te hubiese salido mejor invertir ese dinero en Herbalife o prefieres no comer antes que pasar por esa tortura, para ti tu entrenador es como Hitler con esteroides.

giphy (10)

Gif: Giphy

No vuelvo más a esta mierd@

Para finalizar, alcanzaste un punto de cansancio que te hace llegar a la conclusión de que fue el peor día de tu vida, que lo único que obtuviste a cambio fue una semana en silla de ruedas y que no estás tan incómodo con el hecho de que seas gordito…

giphy (5)

Gif: Giphy

giphy (6)

Gif: Giphy

Referencias:

Foto de Cabecera: Youtube

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: