Estos son los regalos que querías recibir en Navidad antes de que existieran los iPhones.

Aunque traten de negarlo rotundamente, lo más rock’n’roll de la Navidad era salir corriendo a ver el árbol lleno de juguetes y sentirte el rey del mundo.


Ya estás grande, bastante has crecido y con eso también has cambiado un poco tus prioridades. Tener una vida de adultos es complicado, y cuando se es adulto la definición de “regalo perfecto” es aquella que implica algo relacionado con el dinero, con algún automóvil o casa propia o en su defecto, con algún smartphone último modelo.

Pero en esta ocasión venimos a recordarte lo que añorabas cuando eras niño y que tal vez no quieras recibir como regalo de Navidad otra vez (a menos que quieras llenarte de melancolía y nostalgia, en ese caso pues no estaría demás encontrarte algo de ésto abajo de tu árbol). ¿Listo para retroceder en el tiempo?

1. Las Polly Pocket

pplly pocket

Foto: Etsy

OMG esto era la gloria en tamaño miniatura. Recuerdo que hubo una época donde estuvo muy marcado el tema de utilizar estas “muñequitas” que venían en una cajita del tamaño de nuestra mano, se abría y dentro contenía toda clase de cositas no aptas para niños menores de cinco años porque se las podían tragar (yo todavía tengo en mi sistema algún objeto de esos que me tragué por ahí en el año 98).

2.Unos bloques que están destinados a romperte los tobillos y que además te hacen lucir como un transformers

sub buzz

Foto: Buzzfeed

En realidad no sé en qué pensaban cuando inventaron ésto, pero seguro no en algo fashionista. Llevo horas tratando de encontrarle la utilidad a este accesorio y no consigo otra más que medir dos metros y enriquecer a los traumatólogos con la buena doblada de tobillos que se hacían los niños al utilizar estos zapatos.

3. Un horno que es de mentira y te hacía creer que podías hornear la vida entera y no morir en el intento

Qué fail era este aparato, de verdad uno se llevaba unas decepciones muy grandes con los juguetes pero entre todos, el bendito horno para niños era el más triste. Jugaban con los sueños reposteros de todos nosotros… Por supuesto que jamás y nunca nos quedaban las cosas como las mostraban en los comerciales o en la caja del horno.

4. Un tetero mágico que contenía yo no sé qué pero era simplemente genial

tetero de juguete

Foto: BuzzFeed

Los de la generación milenial podemos decir con orgullo que jugamos con bebés gigantes que parecían poseídos porque aparentemente desde que somos bebés queremos tener bebés (¿?) Una de las cosas que más molaban de jugar con bebés de plástico eran sus accesorios, y este tetero que contenía leche pero si lo volteabas desaparecía dando la ilusión de que el bebé se lo había tomado todo era demasiado genial, ¿a dónde diablos se iba la leche? Yo quiero uno otra vez.

5. El rompedientes 3000

Así es, nosotros gastábamos conscientemente un cupo de regalos de Papá Noel para que nos trajera un “juguete” que nos iba a asegurar puras caídas a cada momento. Consistía en atorar tu tobillo en el agujero y darle vuelta mientras saltabas. El truco estaba en no tocar la bola obviamente sino lograr saltarla, era algo así como saltar la cuerda pero para gente forever alone y con la adrenalina a mil, puros niños que amen el peligro.

6. Las hadas que vuelan y si te les acercas pueden dejarte rasgada toda la cara

hada que vuela

Foto: Pinterest

Cuando estas hadas salieron al mercado no había nada más INCREÍBLE que ésto. No eran unas simples hadas convencionales, ellas tenían alas, y además, las colocabas en una base, dabas vuelta y ¡salían volando!

Lo que los comerciales no te advirtieron es que podía salir volando directamente hacia tu cara y bueno… Lo demás forma parte de esos casos extraordinarios que pasan en programas de televisión como Sala de Emergencia.

7. Una maleta de lápices, crayones, rotuladores y acuarelas

maleta de colores

Foto: BuzzFeed

Si tu sueño desde pequeño siempre ha sido ser pintor o estar relacionado directamente con el mundo de las artes plásticas, seguro que éste fue tu primer contacto con tu lado artístico. El único problema era que estos objetos, ¡PINTABAN NADA! ¡Era un fiasco! Si lo que tú querías era obtener un color muuuuuuuy difuminado y casi transparente, esta maleta era tu mejor opción, pero como nadie quería eso, nuevamente, era un fiasco.

8. ¡LUZ VERDE!

linterna verde

Foto: Etsy

Una linterna es quizás una de las cosas que un niño menos va a utilizar, a menos que sea de esos que les gusta meterse en huecos o cuevas, pero como la mamá seguro no le deja hacerlo, volvemos a lo mismo: una linterna es quizás una de las cosas que un niño menos va a utilizar. Pero wait, la cosa cambia cuando la luz proveniente de dicha linterna es nada más y nada menos que ¡verde! Es tan pero tan cool que así fuera de día uno andaba por ahí alumbrando a las otras personas con esta divina obra del hombre.

9. El juego que es medio pointless pero tenía un comercial pegajoso y por lo tanto tenías que comprarlo

En tu carta para Papá Noel seguro que le pediste que te trajera el juego de mesa Crossfire, pero no por lo divertido que pudiera ser, sino porque el comercial era puro rock’n’roll… La verdad es que lo jugaste unas tres veces y luego lo lanzaste al olvido.

10. El patinete más inútil del mundo

De los creadores de las patinetas y los patines en línea, llega el famoso patinete o monopatín, mejor conocido como la peor inversión y el peor regalo que te pudo traer Papá Noel. Este “juguete” no podía ser más inservible porque no, de verdad todavía no entiendo cómo es que todos llegamos a gastar tanto en ésto. Había que andarle dando a la pierna a cada rato y como a los cinco minutos de jugar uno se terminaba aburriendo.

Resulta que años después, descubrí a algunas personas -por no decir profesionales- que hacen acrobacias increíbles con el monopatín y bueno… Supongo que ellos sí agradecen su regalo a Santa.


¿Qué otro juguete recuerdas que pediste para Navidad cuando eras un niño? No dudes en dar tu aporte y dinos si sí lo volverías a pedir o si al contrario, estás bastante contento con el hecho de que ahora puedas optar por iPhones y Tablets.

Referencias:

Foto de cabecera: Pexels

Con información de:

BuzzFeed

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: