¡Increíble! Tu situación socioeconómica define tu satisfacción sexual

Tras analizar la Encuesta Nacional de Salud Sexual de España, realizada en 2009, investigadores de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) han concluido que las personas, en especial las mujeres, con un nivel socioeconómico alto tienen mejor sexo.


Para llevar a cabo esta investigación, que ha sido publicada en la revista científica “Annals of Epidemiology”, los científicos analizaron los datos de dos mil trescientos sesenta y cinco mujeres y dos mil quinientos treinta y dos hombres, de entre dieciséis y cuarenta y cuatro años, residentes en España para el año 2009 y activos sexualmente.

De un examen superficial, se comprobó que al menos un 90% del total estaba bastante o muy satisfecho con su vida sexual; no obstante, un análisis más profundo develó que, sin lugar a dudas, el nivel socioeconómico de las personas incidía mucho en el resultado final.

¿Qué dicen los expertos?

Además de su satisfacción y su nivel económico, los científicos tomaron en cuenta factores como la seguridad en las relaciones y el abuso sexual para el análisis de los resultados. Aquellos que tienen menor poder adquisitivo practican sexo de manera más insegura y en un mayor porcentaje sufren abusos en sus relaciones sexuales.

Foto: vía Pixabay.

Esto es corroborado por Dolores Ruiz Muñoz, autora principal del estudio, quien afirmó que “las personas de menor estado socioeconómico declaran estar menos satisfechas sexualmente, lo cual sucede especialmente en el caso de las mujeres, a las que parece influirles más dichos factores (…) Quienes tienen una posición socioeconómica más desfavorecida tienden a tener relaciones sexuales menos satisfactorias y menos seguras, así como a sufrir más experiencias sexuales abusivas. Asimismo, las mujeres suelen sufrir más experiencias sexuales abusivas que los hombres y declaran haber tenido menor satisfacción sexual durante su primera relación sexual“.

Referencias:

Imagen de cabecera: vía Pixabay.

Con información de:

Muy Interesante.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: