Los comerciales de cerveza más ingeniosos de todos los tiempos

¡Dios salve a la cerveza!


El objetivo de un buen comercial es que, además de vender, logre quedarse en nuestra mente un buen tiempo generando empatía con la marca ¡y vaya que los responsables detrás de estos comerciales lo han logrado!

Si bebes cerveza o no, no importa, seguro que al terminar de ver los comerciales con más likes en YouTube algunas ganas te quedarán ¡Salud!

Carlton Dry – #HelloBeer

Estos comerciales son geniales por varios motivos: 1. Son super cortos lo cual llama mucho la atención y 2. Quedan prácticamente a la interpretación de quien lo mira, pues no poseen diálogos; obvio que todos llegamos a la conclusión de que las ideas de los protagonistas de estos comerciales vienen luego de tomarse algunas cervezas y aunque algunas son geniales, otras no lo son tanto.

Pure Blonde – Brewtopia

Todo comienza en un paraíso similar al Edén donde los animales conviven en paz y hay un montón de rubios hermosos, pero la paz es perturbada por un camionero que viene a buscar la cerveza ¿conclusión? La Pure Blonde viene directo del paraíso a tu boca.

Greene King Ipa – El problema con los tapaojos

Un poquito de suspenso con humor se mezclan en este comercial donde la culpa no es de la cerveza ¡es del tapaojos!, ¿ok?

Birra Moretti Zero – Ganando el control remoto

Al principio creemos que es una especie de comercial educativo que nos muestra lo detestable que es estar borracho, pero todo da un giro inesperado y luego queremos aplaudir a este brother.

Isenbeck – Bailarín de ballet

¡Por supuesto que los argentinos tenían que estar en nuestra lista! ¿Cómo es que nuestro amigo de toda la vida, con el que nos hemos echado más de una borrachera y te ha enseñado todo lo que sabes sobre cómo conquistar mujeres ahora practica un arte tan delicado como el ballet? Isenbeck te tiene la respuesta:

Turbog – “Una más por favor”

Existe el mito de que los hombres mientras más beben, más atractivas ven a las mujeres, pues Turbog logró con este comercial que nos emborracháramos un poquito incluso estando sobrios.

Heineken – A la nevera

¿Quién dice que los hombres no pueden gritar y saltar de felicidad?

¡Amamos la cerveza!

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: