Mal olor corporal: Acábalo Naturalmente

El mal olor corporal, suele ser un dolor de cabeza para muchos, éste puede devenir no sólo por mala higiene, también puede ser consecuencia del estrés, mala alimentación o los productos que utilizamos.


El área de las axilas, los pies y la boca (mal aliento) son los más frecuentes en sufrir “malos olores”, pero no son zonas exclusivas ya que también puede aparecer en el cabello, detrás de las orejas, en medio de los senos (la mayoría de las veces en las mujeres), y hasta entre las piernas.

Si bien el mal olor suele ser consecuencia de una patología y no por falta de higiene, siempre existen alternativas para solucionarlo.

>

Mal olor en el cabello

Suele ser difícil de creer que en el cabello a pesar de ser lavado diariamente o interdiario pueda darse un mal olor, pero solo los que lo padecen pueden conocer lo desagradable de la situación, si es tu caso, tranquilo, te brindo algunos consejos caseros para ayudarte con el problema:

Los  métodos caseros si bien no pueden erradicar por completo los malos olores, son capaces de ayudarte a mejorar la situación.

Prepara un enjuague aromático, para ello debes utilizar 2 cucharadas de romero fresco, 1 de vinagre y 2 cucharadas de menta. Procedemos a mezclar todos los ingredientes y lo dejas macerar durante 15 días, luego de ese tiempo lo podrás usar cada vez que laves tu cabello, diluido en agua al 50%.

Otro remedio casero contra el mal olor en tu cabello consiste en añadir una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en un cazo con agua tibia, con esta mezcla realizamos una especie de fricción en tu cuero cabelludo (como exfoliando), lo dejas actuar por unos minutos y finalmente enjuagas.

También puedes optar por mezclar en 2 tazas de agua destilada, media taza de vinagre de sidra de manzana; agrega también 3 gotas de un aceite (como lavanda), u otro de tu preferencia y procede a mezclar; luego rocías la solución a través de tu cuero cabelludo, lo dejas actuar por unos minutos, retiras y ¡Listo!

Mal olor en las axilas

Para eliminar este desagradable olor puedes probar con lo siguiente:

Realiza una pasta con zumo de limón y bicarbonato de sodio, colócala en las noches antes de dormir y por la mañana siguiente al ducharte, la retiras.

Lávate bien diariamente esa área con un jabón antibacterial, y procede a secar bien la axila antes de vestirte.

Aplica en las noches la mezcla alcohol y dos partes de vinagre; coloca esta mezcla en un pañuelo y espárcelo por el área deseada (se deja actuar toda la noche y se retira en las mañanas).

También puedes optar por utilizar como desodorante natural lo siguiente: Debes mezclar dos cucharadas soperas de crema hidratante para el cuerpo con una cucharada de ácido bórico y remover hasta que quede bien integrado todo; debes tener cuidado que no queden residuos de éste ácido en la superficie sin limpiar y cuidar también que éste no caiga en alguna parte de tu cuerpo de forma pura.

Mal olor en la boca (mal aliento)

Contra el mal aliento prueba lo siguiente:

Utiliza vinagre de manzana como enjuague bucal: Para ello debes combinar ½ cucharada de vinagre de sidra de manzana con un vaso de agua y haz gárgaras por intervalos de 10 segundos (repite hasta que lo termines).

Mezcla bicarbonato de sodio con la pasta de diente y cepíllate como de costumbre, también puedes usarlo como enjuague bucal (para ello debes hervir agua y agrégale la cucharadita de bicarbonato).

Opta por preparar un enjuague de perejil: debes hervir dos tazas de agua con perejil junto a dos o tres clavos de olor (especias); cuélalo y ya tienes un enjuague casero y eficaz contra el mal aliento.

Mal olor de entre los senos

Debes tener 10 gotas de aceite de árbol de té, 10 gotas de aceite de lavanda, 10 gotas de aceite de romero y 1 taza de agua de perejil, y mezclarlos muy bien. Finalmente lo aplicas con un algodón sobre los senos, esta mezcla puedes usarla después de bañarte y antes de dormir hasta que notes que el mal olor desaparezca o disminuya.

Mal olor en los pies

Aplica harina de maíz en el calzado antes de utilizarlo o antes de dormir frota aceite de lavanda en tus pies (puedes hacerlo todas las noches).

En un recipiente puedes colocar 2 litro de agua y el jugo exprimido de 4 limones; prueba sumergir los pies allí por el lapso de 20 minutos y ¡Santo remedio!

Si aún con estos remedios no logras la solución a cualquiera de tus problemas, acude al especialista para evaluar sus causas y cuáles pudieran ser los fármacos indicados para tu caso.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: