Meryl Streep vs. Donald Trump: los pormenores de la pelea que hoy encendió las redes sociales

Descubre todos los pormenores de la guerra que Hollywood le declaró al recién electo presidente de los Estados Unidos.


Si algo es común en Estados Unidos es que los actores, cantantes y demás elementos del mundo de las artes escénicas, expresen sus opiniones políticas, sobre todo cuando hay elecciones. No es como en otros países en que los artistas, apelando al hecho de que hacen su trabajo “para todos”, prefieren no tocar el tema. Ya hemos visto como las pasadas elecciones estadounidenses, en las que salió triunfador el magnate inmobiliario Donald Trump, han causado un gran revuelvo entre quienes pertenecen a la industria del entretenimiento en ese país.

La actriz criticó la “parodia” que Donald Trump hizo del reportero discapacitado del New York Times, Serge Kovaleski

A pesar de que Trump ha confraternizado e incluso pertenecido a esa industria por años, durante la campaña resulta que, curiosamente, es ese grupo de presión el que más ha desestimado su carrera presidencial. La mayoría de los actores, animadores, músicos, etc., lo catalogaron como una persona incapaz para conducir los destinos de la nación y una vez que ganó, no se hicieron esperar las críticas a la gente que le votó y la posterior desilusión.

Ayer, durante la ceremonia de los Globos de Oro, premios entregados a las mejores películas y series de televisión estadounidenses por parte de la prensa internacional, la actriz Meryl Streep, una de las más galardonadas de la historia del cine y a quien se le entregara esa misma noche un premio de reconocimiento a su trayectoria, dedicó a su discurso de premiación a Donald Trump, y no precisamente en el buen sentido:

Meryl, de 67 años, empezó describiendo el trabajo de los actores como “entrar en la vida de las personas que son diferentes a nosotros y hacerles sentir lo que ese sentimiento significa”. Luego dijo que hubo muchas actuaciones que la marcaron positivamente durante el 2016. “Aunque hubo una en lo particular que me sorprendió muchísimo y que marcó mi corazón, no porque haya sido buena, pues no había nada de bueno en ella, sino porque fue eficaz y cumplió su cometido”.

Streep, que nunca se refirió al magnate directamente sino como “la persona que quiso ocupar la silla más respetable de nuestro país”, estaba hablando en específico de la “parodia” que Donald Trump hizo del reportero discapacitado del New York Times, Serge Kovaleski, durante un acto de campaña en Carolina del Norte en noviembre del año pasado, hecho que recordamos a continuación:

Sacó risas a su audiencia e hizo que ésta mostrara los dientes (…) ¡Cómo que se me rompió el corazón cuando vi eso!, y todavía no puedo sacármelo de la cabeza, porque no fue en una película, fue en la vida real”, dijo la actriz.

Por supuesto, el ahora presidente electo de los Estados Unidos y amante de la polémica, no se quedó callado y le respondió en tres tweets de la siguiente forma:

La traducción de la declaración completa sería: «Meryl Streep, una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood, no me conoce pero me atacó anoche en los Globos de Oro. Ella es una lacaya de Hillary que perdió mucho. Por enésima vez, nunca “parodié” a un reportero discapacitado (nunca haría eso), simplemente lo mostré “rastrero” cuando él cambió totalmente una historia que había escrito hacía 16 años para hacerme quedar mal».

Esta respuesta hizo que el tema se convirtiera en una tendencia mundial. Algunos comentaristas consideran que la industria del espectáculo no ha sabido usarse a sí misma como un arma mediática efectiva contra la influencia de Trump, pues es cierto que muchos artistas taquilleros están en su contra, pero por otro lado, la experiencia de muchos años y el caudal de dinero invertido por el magnate dentro de la industria le han enseñado a lidiar con la mala prensa e incluso a usar la polémica y el “show” a su favor.

Un valor a rescatar en el discurso de Meryl Streep

Si algo caracterizó al discurso de Donald Trump durante su campaña fue el constante ataque a la inmigración de ciertos países hacia Estados Unidos, más que todo la inmigración proveniente de México y el Medio Oriente. Parte del discurso de Streep fue dirigido a criticar esa postura, considerada muy radical por algunos, puesto que Estados Unidos es un país que tradicionalmente ha sido construido por familias que llegan de otros países.

Foto: captura de pantalla vía YouTube.

La actriz dijo que uno de los lugares en donde se nota más esta diversidad cultural de Estados Unidos es precisamente Hollywood: “¿Qué es Hollywood?”, pronunció la actriz, “Es un grupo de gente que viene de todos lados. Yo nací, crecí y me eduqué en New Jersey. Viola (Davis) nació en una cabaña en Carolina del Sur y creció en Central Falls. Sarah Paulson nació en Florida y la educó su madre soltera en Brooklyn. Sarah Jessica Parker era una de siete u ocho hijos en Ohio. Amy Adams nació en Italia y Natalie Portman en Jerusalén. ¿Dónde están sus actas de nacimiento? Y la hermosa Ruth Negga nació en Etiopía y creció en Londres. No, en Irlanda, me parece. Está nominada por hacer el papel de una chica de un pueblo de Virginia. Ryan Gosling, como toda la gente amable, es canadiense. Y Dev Patel nació en Kenia, creció en Londres, y está aquí por hacer el papel de un Indio de Tasmania…

Esta declaración viene en consonancia con una de las críticas que más comúnmente se le hacen al magnate, a quien le suelen acusar de “hipócrita” pues usa mano de obra extranjera para abaratar los costos de construcción de sus edificios y además su propia familia fue inmigrante en algún momento: los abuelos paternos de Trump llegaron desde Alemania, y su madre, Mary Anne MacLeod, es escocesa. También cabe destacar que dos de las tres cónyuges que ha tenido en su vida han sido extranjeras; la primera, Ivana Zelnícková (madre de sus tres primeros hijos), es checa; y la más reciente, Melania Knavs, es eslovena.

Otros artistas contra Trump en la primera noche de premiaciones del año

No es raro que un comediante haga un comentario político durante una entrega de premios, y más uno como Jimmy Fallon, quién se burló mucho de Trump en su Talk Show de la cadena NBC durante la campaña electoral. Fallon dijo la pasada noche: “Estos son los Globos de Oro, uno de los pocos lugares que quedan en Estados Unidos donde todavía se honra el voto popular”, esto lo dijo en clara referencia al hecho de que la victoria de Trump se debió a cómo está configurado el sistema electoral, que le permitió ser presidente a pesar de que sacó menos votos que Hillary en números reales.

Además, el comediante no tuvo reparo en comparar al ahora presidente electo de los Estados Unidos con el Rey Joffrey de la serie Game of Thrones: “Mucha gente se pregunta qué pasaría si el Rey Joffrey fuera real, bueno, dentro de doce días lo averiguaremos”, haciendo referencia al día de la toma de posesión.

Por otro lado, el actor británico Hugh Laurie (el famoso Doctor House), dijo durante su discurso de aceptación del premio a Mejor Actor de Reparto de Serie, Miniserie o Película para Televisión por The Night Manager lo siguiente: «Gané en los últimos Globos de Oro. No quiero ser pesimista, es sólo que el título tiene las palabras “Hollywood”, “extranjero”, y “prensa” en el título. Creo que a algunos republicanos incluso la palabra “asociación” les parece un poco incompleta».

En todo caso, podemos concluir que, lejos de estar superado, el tema Trump seguirá dando de qué hablar por un buen tiempo. Por supuesto, queda que nos des tu opinión al respecto, ¿crees que estuvieron en lo correcto estas críticas a Trump en la pasada entrega de los Globos de Oro?

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: