Muere Carrie Fisher, la actriz que encarnó a la princesa Leia de Star Wars

La actriz de sesenta años murió en un año particularmente fatídico para el mundo del espectáculo, justo dos días después de la muerte del cantante George Michael.


El día de hoy el mundo se conmovió con la trágica noticia de la muerte de Carrie Fisher, mejor conocida por su emblemático papel de la princesa Leia Organa en el universo cinematográfico de Star Wars. La actriz de sesenta años de edad falleció a causa de complicaciones después de sufrir un paro cardíaco que la mantuvo en la terapia intensiva del centro médico de la UCLA desde el pasado viernes, 23 de diciembre de 2016.

Foto: Tom Simpson | vía Flickr.

Foto: Tom Simpson | vía Flickr.

Fisher sufrió el colapso en el avión que la llevaba desde Londres a California y, aunque se le ofreció la atención más agresiva e inmediata, los paramédicos del avión tardaron aproximadamente diez minutos en revivirla, de acuerdo con el testimonio de algunos testigos.

El día de hoy en la mañana, la familia envió un comunicado a la revista People confirmando el deceso de la actriz y también escritora; de hecho, su viaje a Londres se dio durante la gira promocional de su última publicación en vida, The Pricess Diarist, una libro semiautobiográfico que se basa en los diarios que ella escribió cuando tenía diecinueve años, edad con la que fue lanzada al estrellado por el éxito sin precedentes de la saga de películas de Star Wars.

Foto: Tom Simpson | vía Flickr.

Foto: Tom Simpson | vía Flickr.

El comunicado reza lo siguiente: “Con gran tristeza, Billie Lourd confirma que su querida madre, Carrie Fisher, ha fallecido a las 08.55 de esta mañana. El mundo la amaba y se la echará profundamente de menos. Nuestra familia al completo os da las gracias por vuestros pensamientos y vuestras oraciones”. (Fuente del comunicado: Diario El País).

A pesar de que fuera conocida mayormente por su papel de la princesa Leia de Star Wars, Carrie Fisher tuvo una prolífica carrera en cine, el teatro y la televisión; además de eso, ha escrito varios libros semiautobiográficos en los que ha descrito los problemas por los cuales pasó, entre ellos las adicciones al alcohol, a las drogas y el trastorno bipolar.

A pesar de su muerte, aún la veremos como parte del elenco de la próxima película de la saga de Star Wars, el Episodio VIII, a estrenarse en 2017, pues logró completar sus filmaciones hace un par de semanas. En ese sentido, resulta curioso que se haya despedido tan repentinamente del mundo del cine interpretando el mismo papel que la lanzó a la fama.

2016, un año de grandes muertes

La muerte de la actriz se produce en un contexto particularmente funesto para el mundo del espectáculo internacional pues, como ya nos enteramos, el pasado 25 de diciembre, el afamado cantante pop británico de origen griego, Geroge Michael, fue hallado muerto por su novio en su propia casa, situada en el vecindario de Goring-on-Thames (Londrés). De acuerdo con el reporte, la muerte de Michael, al igual que la de Carrie Fisher, fue un problema cardíaco.

Además, hemos sido testigos de un año bastante fatídico en cuanto a muertes de grandes artistas se refiere, personalidades como David Bowie, Prince, el actor Alan Rickman y, para los latinos, el cantante Juan Gabriel, entre otros.

Tampoco debemos olvidar que el día de ayer salió un tweet desde la cuenta de la empresa Sony Music Entertainment que daba por muerta a la princesa del pop, Britney Spears, pero rápidamente la noticia fue desmentida y luego la empresa declaró que habían sido víctimas de un hacker.

Foto: vía Wikipedia.

Foto: vía Wikipedia.

En todo caso, estamos conmocionados por la noticia de la muerte de Carrie Fisher, gran actriz que dio vida a uno de los personajes más emblemáticos de la historia cinematográfica. Paz a sus restos, condolencias sus familiares y amigos, y ¡que la fuerza le acompañe!

Referencias:

Foto de Cabecera: vía Flickr.

Con información de:

El Mundo.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: