“Hay niñas con pene y niños con vulva”, la campaña que las redes censuraron

Existen campañas controvertidas y polémicas, y sin duda la que creó la Asociación de Familias de Menores Transexuales es una de ellas.


“Hay niñas con pene y niños con vulva”, una campaña sencilla y directa que deja claro su mensaje en una oración acompañada de una imagen que la ejemplifica literalmente.

El objetivo de la campaña es concienciar a la sociedad sobre la transexualidad infantil

La polémica campaña fue financiada por un donante anónimo que aportó 28.000 euros con tal de que su identidad no fuese revelada, lo único que se sabe es que es un ciudadano neoyorkino de origen vasco. La campaña tiene una fuerte presencia en el País Vasco y Navarra con alrededor de 150 carteles repartidos por todo el territorio.

El objetivo de la campaña es concienciar a la sociedad sobre la transexualidad infantil para que la vida de los niños que se identifican con la transexualidad sea más sencilla y reflejar esta realidad que todos prefieren ignorar o simplemente no hablar. El proyecto está impulsado por la Asociación de Familias de Menores Transexuales que considera que abordando este tema, ofreciendo conocimientos, hablándolo con todos, desde niños hasta adultos será más sencillo de comprender.

Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones de la campaña, el anuncio ya ha sido censurado por Facebook por su estricta regulación de desnudos y genitales. La asociación argumenta que la imagen es necesaria para llevar un mensaje concreto, además, es sólo una ilustración, pero aún así no refuta la decisión de la red social, sólo lamenta que la campaña esté obteniendo atención por las razones equivocadas.


¿Y tú qué piensas? ¿Consideras que la campaña está mal? ¿Consideras que excede límites? ¿Que es un campaña adecuada y que sólo cumple con lo necesario para llevar un mensaje? Haznos saber tu opinión en los comentarios.

Referencias:

Foto de portada: Chrysallis

Con información de:

Monitor Internacional | Cultura Inquieta | Chrysallis

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: