No creerás que estos personajes fueron nominados al Premio Nobel de la Paz

Muchos han cuestionado que el Comité Noruego del Nobel haya entregado el Premio Nobel de la Paz al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ya que, aparentemente, en lugar solucionar el problema de la guerra en el Medio Oriente, lo ha empeorado.


¿Pero qué pensarían esas mismas personas si les dijéramos que el Nobel de la Paz ha tenido momentos mucho más oscuros, pues han querido entregárselo a personajes responsables de millones de muertes, personajes grotescos que la historia ha catalogado de malvados aunque para algunos hayan sido héroes?

Adolf Hitler, Joseph Stalin y Benito Mussolini | Via:  emaze.com

Adolf Hitler, Joseph Stalin y Benito Mussolini | Via: emaze.com


Entre estos están nada más y nada menos que Adolf Hitler, Joseph Stalin y Benito Mussolini, tres nombres que marcaron el rumbo de la historia por sus acciones como líderes políticos en el siglo XX. Y de seguro se preguntarán por qué estos tres fueron nominados al Premio Nobel de la Paz a pesar de sus abiertas motivaciones genocidas y por su explícito uso de la fuerza bruta para imponer sus ideales.

Stalin fue nominado en dos ocasiones

Lo cierto es que la propia dinámica que ha manejado desde siempre el Comité Noruego del Nobel para las nominaciones al Premio Nobel de la Paz hace que este tipo de nominaciones disparatadas se puedan dar, siempre que se aluda, por supuesto, a una “razón” compatible con el galardón, así ésta no se note en la realidad (pues queda de parte del comité otorgar el premio o no).

>

Stalin, por ejemplo, fue nominado en dos ocasiones, en 1945 y 1948, bajo el argumento de que había sido uno de los que se había “esforzado” para dar fin a la Segunda Guerra Mundial, lo cual, en parte fue cierto. En 1938, nada más y nada menos que Adolf Hitler fue propuesto para el premio por un miembro de la Academia Sueca al que le pareció que sería una cuestión “polémica” y “satírica”, que pondría en evidencia la actitud de ciertos diputados suecos y en general al panorama político que vivía Europa en esa época.

En 1938, nada más y nada menos que Adolf Hitler fue propuesto

Por otro lado, el padre del fascismo, Benito Mussolini, fue candidato en 1935 al Premio Nobel de la Paz, gracias a los profesores de la Universidad de Giessen, en el momento en que Alemania era aliada de Italia. Pero, por supuesto, era evidente que por muy influyentes que fueran estos señores, pocos académicos del Comité Noruego del Nobel votarían por ellos para obtener el galardón, como en efecto fue.

Referencias:

Foto de cabecera: imgur.com

Con información de:

Muy Historia

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: