¡No lo odies! Si se duerme después del sexo, no es su culpa

Tal parece que existe una razón lógica y científica que explica con exactitud porqué tu hombre cae rendido luego de ese momento de placer.


Luego de una ronda de satisfactorio sexo con la persona que amas, lo que sigue es el momento post coito que para las mujeres es inclusive más importante que el mismo sexo, y hace que la experiencia sea muchísimo más satisfactoria, este momento viene siendo el de acurrucarse, ya sabes, estar abrazados toda la noche y eventualmente dormir con tu enamorado. Bueno, esa es la expectativa, pero lo cierto es que la realidad viene a golpear la puerta y no te has terminado de subir la pantis cuando ya tu hombre está por el quinto sueño. Yo sé que es molesto, pero te cuento que existe una explicación razonable a esto.

Primeramente vamos a aclarar que este post no tiene el propósito de servirle de excusa al imbécil que te toma, te dobla como una media y luego no te vuelve a llamar más nunca, para esos casos no aplica lo que vamos a explicar aquí. Bien, una vez aclarado eso, vamos a lo que vamos, ¿por qué el hombre se queda dormido luego de tener un orgasmo?

No es que no te quiera, es que su cuerpo lo demanda

pareja molesta

Foto: Pixabay

Los hombres y las mujeres somos bastante diferentes cuando de sexo se trata, para que el hombre pueda tener una erección, en su zona pélvica se acumula bastante sangre, es eso lo que hace que se despierte la bestia (o el perrito en ciertos casos). Una vez que el hombre alcanza el orgasmo o la eyaculación, en su cuerpo sucede una súbita bajada, llamada fase refractaria, en palabras más sencillas, todo lo que sube tiene que bajar, ¿no? Bueno, en este caso para los hombres lo que estaba arriba baja con bastante rapidez. Ese bajón por supuesto que pasa factura, causándole así al hombre una sensación plena de relajación, es como si le apagaramos la luz interna (no en el sentido dramático de la palabra).

Todo este ciclo de sueño se debe a que al tener un orgasmo, el cuerpo libera oxitocina.

Esta hormona se produce en el hipotálamo y por lo tanto le da al cuerpo unas descargas de tranquilidad que facilitan el sueño. Nosotras las mujeres también liberamos oxitocina cuando tenemos un orgasmo, pero nos tardamos un poco más en sentir el efecto de somnolencia, a eso se debe la sensación de desmayo que sienten los hombres y que nos causa una gran furia en nuestro interior.

¿Pero, por qué nosotras las mujeres sí podemos aguantar?

pareja teniendo sexo

Foto: Pixabay

Como decía más arriba, somos individuos fisiológicamente diferentes. Mientras que el hombre tarda unos segundos en volver a su estado natural previo a la excitación, nuestra vagina y clítoris es un poco más tardío, pues les va a tomar alrededor de veinte minutos volver a ser lo que fueron previamente, es curioso, hasta en eso las mujeres somos más calmadas. Es por eso mismo que las mujeres podemos ser multiorgásmicas y los hombres no, así que no es tan malo que seamos diferentes, es más, seamos francas, es bastante genial serlo, y la gran mayoría de los hombres daría muchísimo por tener esa capacidad multiorgásmica que nos caracteriza.

¿Eso quiere decir que cuando eyacula se acabó la diversión?

mujer molesta

Foto: Pixabay

Pueden tener sexo todo lo que quieran pero eso es como el ejercicio, con tiempos de descanso y agua todo es posible.

Eso depende totalmente de ti, de tu pareja y de la paciencia que puedas tener. Ya conoces a ciencia cierta que tu pobre hombre no puede eyacular y ahí mismo ponerse en acción nuevamente, necesita su tiempo de descanso previo para intentar un segundo round y así sucesivamente hasta que se sientan netamente satisfechos, así que cálmate, relájate un poco y sé paciente que sí se pueden cumplir las necesidades. En conclusión: pueden tener sexo todo lo que quieran pero eso es como el ejercicio, con tiempos de descanso y agua todo es posible, ¡ya no regañes a tu pareja por tener un poco de sueño y espera un poco! 🙂

Referencias:

Elsy Reyes

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: