Parkour: El arte del desplazamiento

Ahora en las plazas públicas podemos ser testigos de una nueva moda, con una corta historia en el tiempo, pero cuya popularidad ha contagiado al mundo entero, el parkour.


Practicado en su mayoría por joven ágiles y amantes de la urbe, esta disciplina postula vencer cualquier obstáculo que se interponga en el paso fluido del cuerpo a través del entorno, de manera que habrá movimientos en los que éste deba desafiarse a sí mismo para continuar sin problemas hasta una meta planteada; será más sencillo o más complejo el andar dependiendo de la magnitud de cada obstáculo, es decir, que una ciudad no tan plana (muchas veredas y edificios de diversos tamaños) será la que mayor dificultad impondrá para moverse fluidamente entre sus rendijas.

Orígenes

Foto: David Belle por Eleazar Castillo | vía Flickr

Foto: David Belle por Eleazar Castillo | vía Flickr

El parkour es una disciplina creada a finales de los años ochenta por un joven francés llamado David Belle, movido por el deseo de hacer competiciones en cualquiera de las zonas citadinas de Lisses (su ciudad natal), donde los parques y plazas públicas eran muy escasos. Este muchacho se inspiró en la historia de su propio padre, Raymond, que sirvió en el ejército vietnamita durante la Guerra de Indochina, y que fue uno de los soldados más habilidosos. Él había desarrollado una disciplina de entrenamiento único a la que denominaba parcours, que significa recorrido en francés y a la que no consideraba un juego sino una forma de supervivencia.

No debería ser practicado por niños y mucho menos por adultos mayores

Sin embargo, mucho antes que Reymond Belle, el general Georges Hébert promovió el uso de determinadas disciplinas deportivas en el ejército francés durante la Primera Guerra Mundial, como el atletismo y la gimnasia, de cuales se alimenta el parkour. Hebert tenía la filosofía de que para ser útil, había que ser fuerte, esto después de que vivió un evento catastrófico en 1902, una erupción volcánica en la isla de Martinica, donde tuvo que organizar una evacuación de setecientas personas.

Foto: Imagen de Georges Hébert | vía Wikimedia.Commons

Foto: Imagen de Georges Hébert | vía Wikimedia.Commons

La terminología

David Belle se unió con otros jóvenes para desarrollar el parkour cuando todos tenían alrededor de quince años de edad. Entre ellos estaban Sébastien Foucan, Châu Belle Dinh, Williams Belle, Yann Hnautra, Laurent Piemontesi, Guylain N’Guba Boyeke, Malik Diouf, y Charles Perriere.

Foto: samarnold22 | vía Flickr

Foto: samarnold22 | vía Flickr

Formaron un grupo llamado Yamakasi, término que significa “Cuerpo fuerte, espíritu fuerte, persona fuerte” y que proviene de la lengua Lingala, la cual se habla en Congo y otros países del África Subsahariana.

El director francés Ariel Zeitoun hizo una película en el año 2001 inspirada en los Yamakasi, a la cual llamaron: Los samuráis de los tiempos modernos.

Al que practica el parkour se le llama traceur si es hombre y traceuse si es mujer, que literalmente significa trazador o trazadora. Estos, bajo el lema del Être et durer (ser y durar), corren a través de la ciudad saltando por los muros, rejas y demás protuberancias sin protección alguna más que una simple ropa cómoda sobre los distintos miembros de cuerpo.

Características y filosofía de vida

Este deporte es muy peligroso. Sólo pueden practicarlo las personas que estén conscientes y se sientan capaces de sortear sus riesgos; por eso, y antes de comenzar a brincar rejas y muros, un aprendiz de traceur debe tener un largo período de iniciación, unos meses, para conocer ciertas regularidades de la práctica. No debería ser practicado por niños y mucho menos por adultos mayores o personas propensas a lesiones graves de naturaleza osteomuscular, porque el parkour implica inevitablemente muchas caídas y golpes.

En la actualidad y debido a lo popular que se ha vuelto en todas partes del mundo, no faltan aquellos que quieran compartir sus conocimientos con el público a través de la instrucción. Existen diversos gimnasios, parques e instructores privados que organizan clases colectivas para enseñar l’art du déplacement (arte del desplazamiento), como también llamaban al parkour entre los Yamakasi.

El parkour es un deporte económico porque no se necesita ningún implemento para practicarlo

Además, no sólo se practica sobre el concreto. Existen muchos traceurs que recorren ambientes naturales, a veces mucho más complicados que los ambientes citadinos. Como ya mencionamos anteriormente, el parkour nació a partir de una filosofía: el Método Natural, creado por George Hébert, que responde al mismo principio que seguían los aborígenes africanos, entrenamiento a través de saltos, carreras y nados.

Foto: Benjamin Hollis | vía Flickr

Foto: Benjamin Hollis | vía Flickr

Para muchos traceurs, el parkour no es sólo un deporte que realizan en sus tiempos libres, sino que, tal y como son las artes marciales, forma parte de un estilo de vida que incluso condiciona la psicología: se trata de fortalecer la confianza de que cualquier obstáculo en la vida puede ser previsto y vencido con seguridad. Además de eso, es un deporte económico si no se toma en cuenta el gasto que implica su instrucción (que tampoco asciende a muy altos dividendos), porque no se necesita ningún implemento para practicarlo.

Podemos decir, entonces, que el parkour es una disciplina que combina cuerpo y alma, y nutre el espíritu tanto como hace ágiles, gráciles y fuertes a las personas que la practican.

Foto: Ka Hei Mak | vía Flickr

Foto: Ka Hei Mak | vía Flickr

Dato curioso: El parkour ha inspirado la saga de videojuegos de Assassin’s Creed, creada por el desarrollador canadiense Patrice Désilets, y que cuenta la historia de un personaje llamado Desmond Miles, el último de un legendario linaje de asesinos. En el videojuego, el personaje puede trepar paredes y hacer acrobacias como precisamente lo hacen los traceurs.

Referencias:

Imagen de cabecera: THOR | vía Flickr

Con información de:

Wikipedia: Parkour, Georges Hebért, David Belle, Yamasaki, Yamasaki Film, Método natural | Actitud Urbana | Guioteca.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: