¡Peligro! Si no quieres ver explotar tu microondas, no introduzcas estas cosas

Los microondas calientan el agua que tienen los alimentos en su interior, produciendo una expulsión del vapor que los calienta. Pero una serie de problemas se pueden presentar cuando los alimentos están totalmente secos o simplemente son otras cosas las que se calientan.


En las indicaciones de los microondas está expresado claramente el efecto peligroso que produce el metal dentro de ellos, sobre todo el aluminio. ¿Pero qué otras cosas no deberíamos introducir en el aparato? Pues, aquí te presentamos las 7 cosas que no debes introducir al microondas:

Chiles secos

Chiles secos

Foto: de zerethv | vía Flickr

Puede causarte daño en tus vías respiratorias y en tus ojos.

Al ser introducidos en el microondas liberan una sustancia muy tóxica conocida como capsaicina, la cual se parece al gas pimienta; y ésta puede causarte daño en tus vías respiratorias y en tus ojos, además de hacerte pasar un mal rato.

Plástico no refractario

Digital Camera

Foto: de Trosmisiek | vía Wikimedia.Commons

Siempre que haya agua en el microondas (la cual absorbe la irradiación del aparato), no hay ningún problema. Pero una bolsa seca se derretiría y entraría en combustión, liberando fuego y gases tóxicos que pueden resultar en alergias. En general, cualquier tipo de plástico no refractario, como por ejemplo el poliestireno (igopor, anime…), sería inflamable dentro de un microondas activado.

Uvas

Uva

Foto: de Rics1299 | vía Wikimedia.Commons

Al recibir las ondas, la corteza cerosa de las uvas funge como un contenedor del vapor que se produce cuando el agua de su pulpa interna se calienta. Pero llega un momento en que esta cáscara es vencida por la presión del vapor y convierte a la fruta en una minibomba que termina estallando e incendiándose. Definitivamente las uvas no son compatibles con el microondas, en ninguna de sus versiones. Las uvas pasas, por ejemplo, al estar casi totalmente disecadas, se incendian cuando son sometidas a la acción de las ondas de microondas y esto produce un humo de combustión bastante denso.

Bolsas de papel

En éstas ocurre el mismo efecto que el de las pasas, la falta de agua las hace consumirse en fuego y producir humo de combustión.

Huevos

Huevo

Foto: 16:9clue | vía Flickr

Cocinar huevos en el microondas requiere de técnica, pues sólo colocarlos en el microondas y accionar hará que la parte superficial de la yema y la clara se cocinen rápidamente, formando una coraza que encierra el resto del huevo del crudo, el cual seguirá expulsando vapor de agua. Al quedar atrapado en la coraza, el vapor irá ejerciendo presión hasta que la misma estalle de forma estrepitosa. Todo este proceso, que parece muy complejo, se da en cuestión de segundos.

Mondadientes

Mondadientes

Foto: de Tamorlan | vía Wikimedia.Commons

En general, no deberíamos introducir objetos de madera en el microondas; solamente envases refractarios o cerámica. Pero especialmente no deberíamos introducir objetos de madera pequeños como un mondadientes, puesto que su tamaño haría que las propiedades inflamables de la madera se activen más rápidamente.

Bombillas

Resulta para muchos muy atractivo introducir bombillas en el microondas porque la acción del mismo hace que ésta se ilumine por un momento sin necesidad de electricidad. No obstante, también podría hacer que el metal de las bombillas produzca chispazos que estropeen por completo el aparato.

El microondas es un objeto muy útil para la cocina y ha supuesto una revolución tecnológica muy importante para la humanidad, la cual, hasta antes de su invención, usaba métodos más arcaicos para calentar alimentos, como el baño de maría. No obstante, abusar del microondas es peligroso. Múltiples accidentes, sobre todo incendios domésticos se han producido por su mal uso; de modo que es mejor no matar el aburrimiento experimentando con él, pues puede salir realmente caro.

Referencias:

Foto de cabecera: alexunderwood910 | vía Flickr

Con información de:

Contenido

Circo Viral

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: