¿Podría estar el Vaticano detrás de una tecnología hiper-sofisticada? Descúbrelo aquí

¿Qué dirías si te dijéramos que el Vaticano ha descubierto la forma de como viajar en el tiempo? No estamos locos, lee más abajo y entérate de por qué se sospecha esto.


15 de marzo de 2017. Tras las declaraciones de WikiLeaks de que la CIA tiene las herramientas para hackear teléfonos inteligentes e incluso televisores, para escuchar conversaciones, uno de los autores de este polémico portal ha afirmado que eso es cosa de niños ante un dispositivo mucho más sofisticado, el cual, según, puede viajar a través del espacio y el tiempo.

La supuesta máquina también puede mirar hacia el futuro, y se utiliza para revelar a los futuros presidentes

Alfred Lambremont Webre, quien escribió varios libros sobre viajes en el tiempo, dijo a Daily Star Online: “Esta información filtrada de WikiLeaks no incluye los programas secretos que permiten a los seres humanos viajar hacia atrás y hacia adelante en el tiempo”. Asimismo, afirma que el Vaticano proporcionó la tecnología conocida como “acceso cuántico” a la CIA desde la década de 1960.

Quantum Access son secretos profundos del tipo que WikiLeaks no ha elegido hasta la fecha para acceder y revelar”, afirmó el escritor, además decir que el Vaticano tiene una máquina “perspicaz” que puede acceder a “huellas” dejadas por eventos pasados y ver escenas de la historia.

Aparentemente, se compone de una pantalla con sintonizadores denominados “chronovisores”. El autor dice que no es tan sofisticado como para permitir que un usuario “entre” en la historia, pero muestra los eventos en la pantalla como si se hubieran grabado.

Foto: vía Pexels.

Webre alegó que el Vaticano ha permitido que sólo los estados de confianza tengan esta tecnología, incluido, evidentemente, Estados Unidos y su organismo de inteligencia, la CIA, a la cual “el Vaticano ayudó a fundar” y que es “el servicio secreto de los jesuitas”, precisamente como el Papa Francisco.

Lo que el Vaticano hizo fue subcontratar la tecnología y la dio al Pentágono y la CIA a partir de finales de los años sesenta”, afirmó el escritor. “La CIA inmediatamente vio que podían usarlo con fines políticos. Ellos pusieron en marcha un programa a finales de 1960 para obtener conocimiento sobre el futuro político”.

Foto: vía Pexels.

De acuerdo con el reporte del Daily Mail, la supuesta máquina también puede mirar hacia el futuro, y se utiliza para revelar a los futuros presidentes, como Donald Trump, por adelantado, para que puedan ser “preparados (o arreglados) para el trabajo”.

Webre sospecha que la máquina también habrá sido entregada a los servicios secretos británicos. “MI5 y MI6 y la CIA son células del servicio secreto del Vaticano que se remonta a siglos en el pasado (…) Con el Tratado Secreto de Verona, todas las coronas europeas se inclinaron ante el Vaticano”.

Por muy conspiranoico que suene, el Sr. Webre es una eminencia en la materia

No hay, por supuesto, ninguna evidencia para respaldar las afirmaciones de Webre, y la ciencia dice que para que el viaje en el tiempo sea posible, tendríamos que viajar más rápido que la velocidad de la luz, algo que no está cerca de suceder. Las controvertidas demandas del escritor lo han alejado de sitios como Wikipedia, pero afirma que su última publicación fue encargada por la Universidad de Oxford. Incluso algunos estudiosos en campos de la teoría OVNI y la teoría de la conspiración están alarmados por algunas de sus escandalosas afirmaciones.

Un artículo en el Bad UFOs blogspot reza: “Últimamente las afirmaciones de Webre se han puesto tan extrañas (la guerra entre el Consejo de Andrómeda y los reptiles, los estadounidenses siendo transportados a una base secreta en Marte) que incluso algunos exo-políticos se alarmaron y comenzaron a distanciarse de él”.

La Oficina de Prensa del Vaticano ha sido contactada para hacer comentarios, pero aún no ha respondido.

Foto: vía Pexels.

Por muy conspiranoico que suene, el Sr. Webre es una eminencia en la materia. Es Licenciado en Derecho por la Universidad de Yale y miembro del Colegio del Distrito de Columbia. Es autor de varios libros sobre viajes en el tiempo y sobre el universo, además de dirigir el blog Exopolitics. Su último libro, Omniverse explica “la historia de los chronovisores”, y en su blog “establece historias de experiencias de la gente con estos artefactos”.

¿Qué opinas al respecto? ¿Crees que este científico es otro loco más que apuesta por conspiraciones y teorías sin sentido o, por el contrario, que hay algo que el Vaticano no nos quiere decir?

Referencias:

Imagen de cabecera: vía Pexels.

Con información de:
TV Notas | El Siglo de Torreón | RT.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: