¡Polémica! Estas fueron las cosas vergonzosas que hizo Trump durante la celebración de la Pascua

Otra vez Trump lo vuelve a hacer… Aunque esta vez, las más graves consecuencias fueron evitadas por su esposa, entérate por qué.


18 de abril de 2017. En Estados Unidos no se celebra la Semana Santa como se hace en el mundo católico, sólo se celebra el último día de ésta, que es el día de Pascua, el lunes inmediatamente posterior al «domingo de resurrección», todos los años. Y es común que en la Casa Blanca, que ha alojado a puros presidentes de religión cristiana, se organice un evento este día para exaltar a la familia. Fue precisamente en este evento donde ocurrió todo lo que estamos por contarte:

La Primera Dama estadounidense, en un gesto bastante inteligente, tuvo que recordarle a su marido colocarse la mano en el corazón en señal del respeto al himno nacional durante la tradicional celebración de los huevos de Pascua el día de ayer, 17 de abril de 2017.

Melania, quien recordemos es originaria de Eslovenia, tuvo que empujar el codo del distraído Señor Trump «discretamente» mientras la banda militar interpretaba el himno nacional al comienzo del evento. Sin embargo, aunque se considere que ella, a pesar de ser extranjera, fue la heroína del momento al salvar a su marido de un bochorno público, no pudo evitar que el aluvión de críticas y burlas se cerniesen sobre él.

El matrimonio Trump, que muchos tildan de pantomima, estaba acompañado de su hijo menor, Barron, en el balcón de la Casa Blanca frente al jardín sur, frente a varios cientos de familias y niños que acuden anualmente a este acto. Para los estadounidenses, la celebración de la Pascua es sumamente importante debido a que son una sociedad fundamentalmente cristiana, y es precisamente este día cuando se conmemora el final de los hechos bíblicos que se relacionan con la figura de Jesucristo. Además, es una celebración que exalta a la familia.

Pero no fue éste el único escándalo que protagonizó el polémico presidente de los Estados Unidos ese mismo día. Muchos también están comentando sobre el gesto “desagradable” que tuvo con un niño mientras desfilaba a través de la multitud apostada frente a la Casa Blanca, el cual le pidió que le firmara una de los gorras rojas que decían “Make America Great Again”.

Trump tomó el sombrero, lo firmó y lo tiró al aire. “¡No!”, gritó alguien de la multitud que sonaba como el niño que le había hecho la petición al principio, y la plataforma Politico publicó el video del momento en su cuenta de Twitter.

Rápidamente, el tema se convirtió en tendencia y dio paso a una discusión entre tuiteros que utilizaban el hashtag #Hatgate para comentar lo sucedido. Pero este debate comenzó a morir después de que Micah Grimes, editor social de NBC Nightly News, publicara el video del momento desde un ángulo diferente, el cual mostraba que el chico logró alcanzar y coger el sombrero mientras volaba por el aire.

Melania no se salva de las críticas

Melinda Bates, quien fuera directora de la Oficina de Visitantes de la Casa Blanca bajo la administración del presidente Bill Clinton, dijo a CNN que es “el evento más destacado que tiene lugar en la Casa Blanca cada año y la primera dama [la encargada de organizarlo] está siendo juzgada sobre si lo hizo bien”.

La lista de invitados siempre incluye a familias de militares, niños de escuelas y hospitales locales, e hijos de miembros del personal de la Casa Blanca.

La ayudante de Trump, Kellyanne Conway, y el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, que una vez vistió el disfraz del Conejito de Pascua en 2008, durante la administración de George W. Bush, también fueron blancos de críticas sobre el evento.

Con la Sra. Trump residiendo permanentemente en Nueva York, el Departamento de Comunicaciones de la Casa Blanca no anunció que el evento se llevaría a cabo hasta marzo, incluso algunos sospecharon que no se llevaría a cabo. Antiguos empleados de la representativa residencia presidencial estadounidense comentaron sobre lo desordenada y prematura que fue la organización del evento.

Stephanie Grisham, directora de comunicaciones de la Sra. Trump, dijo a CNN que las intenciones de Melania eran no ostentar tanto o hacer un evento más pequeño que el de años anteriores. Quería enfocarse más en las “bandas militares, y en la propia familia”, dijo Grisham. “Estamos realmente centrados en la calidad de la experiencia y no en la cantidad de asistentes”.

Pero las imágenes que se han colado del evento no muestran nada aparentemente anormal más allá de lo que te comentamos aquí, por eso nos gustaría saber tu opinión al respecto para complementar nuestra información. No olvides dejarla en la caja de comentarios.

Referencias:

Imagen de cabecera: vía Flickr.

Con información de:

Panorama | RT.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: