Puedes estar haciéndole daño a tus perros con los abrazos, averigua el por qué

Pensarás que el abrazar a tus perros es una muestra de afecto y camaradería entre tu perro y tú… Pero resulta que tu perro sufre cada vez que lo abrazas, sólo sigue leyendo


Los humanos solemos expresar nuestro amor por otros con caricias, entre ellas está el abrazo, y entre nosotros nos parece normal pero ¿Sabías que al darle un abrazito a tus perros más bien le estás causando estrés?

La razón

Esto sucede ya que los perros son criaturas cursoriales, lo que quiere decir que al sentir peligro su primer instinto es huir, y al abrazarlos les quitas esa opción, por lo cual se sienten resignados ante un peligro inminente y definitivamente no lo disfrutan para nada.

Por otro lado, tienes que considerarlo desde la biología de un perro, ellos tienen patas, no brazos, es decir ellos no se abrazan entre sí. Y cuando un perro pone una pata sobre otro perro lo percibe como un acto de dominación. Por lo que, si bien a tu perro podría parecer gustarle el abrazo, al final siente como si tú estuvieses “marcando tu territorio” y dominio sobre él.

¿No debo abrazar a mi perro entonces?

Aunque bueno, no siempre se puede generalizar, tendrás que observar el comportamiento de tu perro al abrazarlo. Señales indicadoras serían que se ponga muy tenso, que se aleje de ti, baja sus orejitas, no abra la boca o evita verte. También recuerda que no porque a tu perro parezcan gustarle tus abrazos, les gustará los de todos los miembros de tu familia y amigos, es una cosa muy “personal” para ellos.

Pictoline nos lo hace entender en sus siempre ocurrentes imágenes de una forma simple:

Referencias:

DiscoverMagazine | Upsocl | Foto de cabecera: FreeImages

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: