Quedarás con la boca abierta con estas campañas de marketing guerrilla

Si no sabes que es el marketing guerrilla, aquí te decimos qué es y además te damos un par de ejemplos de cómo ponerlo en práctica.


Algunos gurús del marketing dicen que ya la publicidad convencional (y con esto nos referimos a los comerciales de TV, cuñas de radio y anuncios impresos) no funciona, porque la gente ve con cierta animadversión la repetitividad de los supuestos beneficios de un producto y esto se evidencia cuando cambian de canal durante la pausa publicitaria, o se van y llegan una vez que ésta ha terminado.

La mejor publicidad es la que no parece publicidad

Pero la realidad es que no se trata del medio o de lo convencional que sea, sino de la idea con la que se ha de promocionar la marca, es decir, indiferentemente de que sea a través de la TV, de un periódico o de internet, si el mensaje que se utiliza no logra conectar con el potencial cliente, habremos fracasado y quizás perdido mucho dinero.

Si la gente ignora los anuncios, no será por culpa de la publicidad en sí, sino por la falta de creatividad de sus hacedores. Todavía se puede entresacar publicidad en medios convencionales o, above the line —como también se les llama—, que vale la pena mirar y disfrutar.

Foto: vía Flickr

Foto: vía Flickr

Para hacer una buena publicidad, que a la vez sea atractiva y funcional, se deben tener en cuenta los principios del branding que tienen que ver con la conexión emocional que hace la marca con el cliente. Como decía Tom Peters: “El éxito de una empresa no viene de la mano de sus productos, sino de los valores que con ellos se pretende transmitir”.

El branding debe servir para establecer una conexión emocional con el cliente, crear deseos o una necesidad concreta, comunicar los valores y principios de la marca y así hacerla más humana, es decir, que no sea sólo un producto en un anaquel sino que la gente lo pueda identificar con algo que le produzca bienestar.

El marketing guerrilla

Para esos mismos gurús del marketing que no creen en la publicidad convencional, la mejor publicidad es la que no parece publicidad sino un evento circunstancial que nos llama la atención y que nos hace investigar sobre él. En ese sentido, aquel que quiera promocionar debe saber esto muy bien.

El marketing guerrilla es la loca publicidad que te hace sentarte y escuchar

Los que lo saben y son expertos en ponerlo en práctica, entienden que para hacer una buena campaña no se necesita tanto dinero, sólo unos cuantos recursos y mucha-pero-mucha creatividad. Es así como se define el marketing guerrilla, como estrategias de bajo costo que por su inteligencia logran tener un alto impacto en el público.

Para la compañía Engage Marketing se define como “la loca publicidad que te hace sentarte y escuchar. La promoción que hace que te detengas y mires (…)”, y es que el marketing guerrilla, al contar con recursos limitados, debe tener como trasfondo unos valores, principios y mensajes bien definidos.

A continuación, te mostramos algunas de las campañas de marketing guerrilla más exitosas que ha habido en estos últimos años:

Los helados pecaminosos de Federici

En el año 2010, la compañía británica Antonio Federici, especialista en la confección de postres helados, decidió lanzar una campaña de ATL en la que mostraban sus productos en un contexto de blasfemia religiosa, aludiendo al hecho “pecaminoso” o “prohibido” que implicaba comer sus helados. La primera publicidad que salió a la luz fue la de una monja embarazada comiendo una cucharada de helado, aunque luego saldrían otras como la de una pareja de sacerdotes a punto de besarse mientras cargaban un envase de Federici.

Estas campañas generaron una controversia tremenda en el Reino Unido, tanto que la ASA (agencia encargada de regular la publicidad en ese país) terminó prohibiendo los anuncios. Pero lejos de enterrarlos para siempre, lo que hizo fue impulsarlos más y convertir una pequeña inversión en ATL, en una de las campañas más difundidas en la historia de la prensa británica.

Cajero de la felicidad de Coca-Cola

En los años de la crisis, la gente se sentía muy decepcionada con el sistema financiero y asociaban a los bancos y a los cajeros con la tristeza. Coca-Cola se propuso crear un cajero que significara felicidad. Construyó varios de estos cajeros y los distribuyó en distintas zonas de España, cada uno con varios cientos de euros en él. La idea era apelar a la buena voluntad de la gente y darle dinero “gratis” siempre y cuando se comprometiera a gastarlo en una causa benéfica que el propio cajero sugería.

Con esto, Coca-Cola quiso dar un aliento a la gente en el momento de dificultad que estaba viviendo y eso le sirvió para que dejaran de asociar su marca, al menos por un breve periodo de tiempo, con algo malo. De seguro, esta campaña implicó un gasto ínfimo con respecto a los gastos millonarios que anualmente tiene Coca-Cola en publicidad convencional y, sin embargo, ha sido una de las más entrañables y virales de todas.

La Coca-Cola Zero de Skyfall

Con motivo del estreno de la película 007: Operación Skyfall, Coca-Cola lanzó una campaña para promocionar su versión Zero en una alianza con la compañía distribuidora de la película. La idea era regalar un par de entradas para la película a la persona que lograra cumplir el reto de llegar de un lado a otro de un centro comercial sorteando todos los obstáculos que se le ponían en el camino, como si realmente fuera un agente secreto. Una cuestión sencilla, inteligente y económica que se convirtió en una de las campañas publicitarias más virales de Coca-Cola y en una incitación a la gente a buscar máquinas expendedoras de la bebida Zero para ver si les tocaba la suerte de ser el próximo Bond.

A pesar de su atemporalidad (ya que la película se estrenó en 2012), el video que se grabó para la campaña sigue teniendo éxito en YouTube, y ya supera las once millones cuatrocientas mil vistas.

El tobogán de Volkswagen

Cuando uno mira una publicidad de Volkswagen, lo primero que debería ver es un automóvil, o eso es lo que uno cree. No obstante, en la campaña de Fast Lane, lo que importaba no era el auto, sino el mensaje que la compañía tenía para ofrecer: “Dedicado a los que se divierten poniéndole un poquito de velocidad a su vida”. Y he allí donde está la magia.

Engancharse con una marca a través de un concepto puede dar origen a ideas bastante distantes a lo que supuestamente la define. Pero en este caso, Volkswagen le recordó a la gente que existe y que se puede sentir identificada con su marca, no a través de un automóvil, sino con algo tan simple como un tobogán, pues, aunque no tengas un auto, también puedes y tienes el derecho a ponerle un poquito de velocidad a tu vida.

Nivea para el stress

El stress hace que te suden mucho las axilas y la legendaria marca para el cuidado personal, Nivea, lo sabe perfectamente. Por eso sacó al mercado su línea de desodorantes Nivea Deo. Pero no le bastó con eso; tuvo que estresar a unos afortunados para poder promocionar este el producto, y lo hizo haciéndoles pensar a esas personas que la policía los estaba buscando. La campaña se llevó a cabo en Alemania en el año 2013, y tuvo un éxito rotundo.

TNT y su dosis diaria de drama

Quizás hayas visto este botón (el cual dice “oprima para añadir drama”) rodar por tu muro de Facebook en varias ocasiones, y es que esta campaña de TNT ya ha sido vista por más de cincuenta y cuatro millones de personas en todo el mundo, una cifra bastante buena para sólo tratarse de publicidad. Y es que si de algo sabe TNT es de drama, por lo que se preparó algo especial para su entrada en la proveedora de televisión por cable belga, Telenet, en el año 2012: el famoso botón para añadir drama.

Colocaron en el medio de una plaza en Bruselas un botón para que algún transeúnte lo presionara y desplegara todo un aparataje teatral que llamara su atención y la de otros que también estuviesen por la zona. Con este relativamente pequeño montaje teatral, TNT ha logrado un impacto importantísimo en todo el mundo, y es que su concepto de drama es compatible con cualquier país en el que la franquicia esté.


Hemos hablado aquí de grandes empresas multinacionales haciendo marketing guerrilla, ¿pero qué hay de empresas más pequeñas? Pues, a continuación te mostramos algunos ejemplos:

1

Foto: vía imgur.com

2

Foto: Knoezelbos vía www.reddit.com

3

Foto: bushaw16 vía imgur.com

Traducción: ¿Cuál de los dos quieres comprar?

4

Foto: vía imgur.com

Traducción: “Llévame, estoy soltero”.

5

Foto: SirYoureMakingAScene vía www.reddit.com

Traducción: “Congelado, como mi corazón”.

6

Foto: Nasicournus vía www.reddit.com

7

Foto: phelix808 vía www.boredpanda.com

8

Foto: Maclimes vía www.reddit.com

Traducción: “Pollo sin huesos”.

9

Foto: JewChooTrain vía www.reddit.com

10

Foto: madc0ww31 vía www.reddit.com

El marketing guerrilla es muy útil porque produce en el cliente una conexión emocional con el producto o con el establecimiento que lo pone en práctica, y si se trata de un sentimiento agradable, ese cliente va a querer volver para recordarlo y, quizás, para consumir algo.

Ahora ya lo sabes… Si quieres promocionar un producto, ya no vale mucho que inviertas tanto dinero en vallas, anuncios de prensa o televisión, porque lo que importa es conectar con la gente y para eso no se necesita tanto dinero, sólo un poco de creatividad y aprender de los grandes. Simplemente, crea algo que se pueda hacerse viral y si tienes la suerte de que suceda, entonces lo demás vendrá por sí solo.

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: