Razones por las cuales todos amamos a Freddie Mercury

Él fue, es y será para siempre nuestro Rey, su lugar es intocable en nuestros corazones rockeros, si todavía no te imaginas el por qué de esto, sigue leyendo…


Freddie Mercury fue esa estrella fugaz que vino a iluminar la historia musical, no sólo del rock. Es considerado una gran influencia para todo tipo de artista, ¿pero cómo no? ¿Han escuchado esa voz? Actuaciones en escenario épicas, canciones que se convirtieron en himnos para todas las generaciones y una historia personal bastante conmovedora. Como todo artista “divo”, tenía sus manías, pero es que ¡hasta eso nos encanta! Lee un poco sobre ciertas cosas que tal vez no conocías de Freddie, ya sabes, para que lo ames un poco más.

Era un perfeccionista total

1441306623-freddie-mercury-en-concierto

Foto: T13

Mercury no era el crack de los cracks de gratis, todo eso se debía a algo. En aquella época donde no existían los smartphones ni tabletas electrónicas, Freddie contaba con un equipo de asistentes creativos, cuyo rol era siempre tener libretas con ellos para anotar por si al vocalista de Queen se le ocurría una idea para alguna canción, no podía dejar pasar NADA.

Otro ser común y corriente

giphy-2

Gif: Giphy

Cuando compuso al piano Bohemian Rhapsody se encontraba en pánico absoluto por temor del qué dirán.

¿Quién diría que un artista con tanto nivel como él tendría tantas inseguridades como cualquiera de nosotros? A Freddie le daba pánico cagarla en el escenario, tenía pesadillas sobre eso, seguro se debe al mismo perfeccionismo que lo caracterizaba. De hecho, cuando compuso al piano Bohemian Rhapsody se encontraba en pánico absoluto por temor del qué dirán. Poco a poco Freddie fue dejando los instrumentos para dedicarse de manera absoluta a dar un buen performance en los conciertos, mientras, dejaba un piano sobre su cama (así es, al revés) para tocar cada vez que se le venía una melodía en sus sueños.

Fuck the Police

freddie_front

Foto: Radionica

Siempre se ha criticado a Mercury por su desempeño vocal en vivo, reclamando que la voz brutal que se escucha en los vinilos y cds no es igual a la que se puede apreciar en vivo. Mmmm, no es del todo cierto pero tampoco del todo falso, pues sí es verdad que en ciertos temas no se desempeñaba como en las grabaciones, pero ¡vamos! No es nada del otro mundo. Mercury al escuchar estas quejas, como buen divo, se pasaba esas opiniones por el trasero y seguía, pues no tenía tiempo para tanta bullshit.

Drama maker

giphy

Gif: Giphy

UFFFFFFFFF, creo que Mercury veía muchas novelas latinoamericanas o algo porque su vida sentimental siempre era un drama total. Freddie se mantenía en una relación amorosa con un chico llamado Tony Bastin. No sabemos cuál sea la verdadera razón por la cual Freddie hizo lo siguiente pero se dice que era porque Bastin estaba saliendo con alguien más, es decir, montandole los cuernos. El caso es que Mercury le pagó un boleto de avión desde Estados Unidos hasta Londres para su chico que se encontraba en USA. Buscó el vuelo que tuviera más escalas y retrasos ever. Cuando finalmente Bastin llegó a Londres, se encontró a Freddie en el aeropuerto, quien le dijo “hemos terminado” y le dio el boleto de retorno, el cual sería el mismo día. Este es el momento en el que se pone “Turn Down for What” de soundtrack, ¿no?

Coleccionaba estampillas

giphy-3

Gif: Giphy

¡De paso era creepy como nosotros!… De verdad que no deja de sorprendernos, ¿lo imaginan comprando estampillas? Que lindura. Claro, si Freddie Mercury colecciona estampillas es cool, si lo hacemos nosotros es de vírgenes, pero bueno, cosas que pasan cuando no eres alguien famoso.

The Show Must Go On

Días antes de su viaje a la eternidad, sacó fuerzas desde donde no las tenía y grabó la épica canción The Show Must Go On.

La vida personal de Freddie Mercury fue todo un drama, sobre todo por su bisexualidad, que en aquella época era considerada como un “fenómeno” porque la gente no tenía la suficiente capacidad mental para ver más allá de sus narices. Lamentablemente, Mercury fue consumido por el VIH, poco a poco fue apagando sus luces, sin embargo, días antes de su viaje a la eternidad, sacó fuerzas desde donde no las tenía y grabó la épica canción The Show Must Go On, la cual escuchamos y se nos levantan todos los pelitos del cuerpo, tanto sentimiento, tanta serenidad en su voz.

Era el fucking Rey

Ya, no hay nada más que decir, nos dejó un legado único, una personalidad peculiar y música para escuchar en esos momentos más especiales, además de que su vida es un ejemplo de perseverancia y lucha, lucha por el amor y lucha por la vida… ¡Gracias maestro!

Referencias:

Foto de Cabecera: Sopitas | Sopitas | El Blog De Queen

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: