¿Sabes cuánto necesitas dormir para despertar bien?

Muchos pensamos que dormir 6 u 8 horas en la noche es lo ideal, lo cierto es que cada quien tiene y necesita un ritmo distinto de descanso.

Foto: pexels

Foto: pexels

El dormir es una función que por naturaleza debemos hacer, con esto logramos no sólo el descanso completo del cuerpo sino también que los músculos de nuestro organismo se desarrollen con total normalidad.

A pesar de la importancia que tiene el dormir bien, muchos somos los que por el nivel acelerado de vida, el constante estrés al que somos sometidos diariamente, las diversas ocupaciones o la carga de trabajo, no le brindamos la verdadera importancia que éste tiene en nuestras vidas.

Dormir permite que nuestro cuerpo se encuentre en estado de reposo total, y como consecuencia se produce la restauración física del cuerpo, la regeneración de los tejidos y las células, así como el buen desarrollo de la función cognitiva, la cual es esencial para el proceso de memoria, concentración y aprendizaje.

¿Cuánto se debe dormir si queremos despertar con energía?

Sabemos que por unanimidad muchos afirman que debemos dormir entre 7 y 9 horas, pero qué hay entonces de los que afirman que durmiendo menos horas están satisfechos y activos, o de los que necesitan dormir más porque si no sienten su cuerpo desvanecer, es aquí donde entra el verdadero dilema.

Cada quien tiene necesidades diferentes y aquí juega un papel muy importante el tipo de vida y la alimentación que llevan.

¿Sabías que aunado al estilo de vida, tu edad influye mucho para que necesites ciclos de sueños más largos o más cortos?

De acuerdo a tu edad:

  • 0 a 3 meses de edad: los recién nacidos es esencial que duerman entre 14 y 17 horas por día, no excediendo las 18 horas. También podría darse el caso que duerman entre 11 y 13 horas.
  • 4 a 11 meses: lo ideal sería dormir entre 12 y 15 horas; o entre 11 y 13 horas, procurando no exceder las 16 o 18 horas.
  • 1 a 2 años: es esencial que duerman entre 11 y 14 horas; jamás menos de 9 ni que superen 16 horas.
  • 3 a 5 años: este grupo de niños deberían dormir entre 10 y 13 horas; no menos que 7 o más de 12.
    • 6 a 13 años: entre 9 y 11 horas diarias.
    • 14 a 17 años: deben dormir entre 8 y 10 horas.
    • 18 a 25 años: lo ideal es dormir entre 7 y 9 horas al día; no menos de 6 o más de 11.
    • 26 a 64 años: entre 7 y 9 horas.
    • Mayores de 65 años: deben dormir entre 7 y 8 horas al día, aunque es común que duerman menos.

¿Sabías que la interrupción en los ciclos de sueños, podría ser el causante de tu mal despertar?

¿Qué significan los ciclos de sueños?

El sueño está compuesto por 5 etapas o fases que a su vez están agrupadas en un ciclo de sueño. Cuando dormimos algunos pueden recorrer parte de estas fases mientras que otras personas pueden pasar por todas ellas. El recorrido a través de estas 5 etapas puede durar aproximadamente 90 minutos.

Así que cuando nos disponemos a dormir recorremos aproximadamente algunas o todas las etapas o fases del sueño. Pero para entender mejor el proceso por el cual pasamos mientras descansamos es necesario conocer cada una de las fases que atravesamos al dormir.

Etapa 1: Estado hipnogógico

En esta etapa nos sentimos levemente relajados, en ella somos susceptibles aún a los ruidos externos.

Etapa 2: El sueño ligero

Esta etapa dura tan sólo pocos minutos, en ella aún estamos sensibles a ruidos externos, por lo que sería fácil despertarnos. Durante esta fase la presencia de las ondas theta se hacen cada vez más predominantes.

Etapa 3: La fase de transición al sueño profundo

En esta etapa sólo duramos entre 2 o 3 minutos.

Etapa 4: La fase del sueño lento

En esta etapa el ritmo respiratorio y las ondas cerebrales son lentas. Esta fase dura aproximadamente 20 minutos, y cuesta mucho despertar mientras se pasa por esa fase. Es de las etapas más importantes ya que se considera que ella determina una buena o mala calidad del sueño, por lo que a través de esta fase del sueño lento, podemos gozar o no de un sueño reparador.

Etapa 5: REM ( Rapid Eyed Movement)

El ritmo cardíaco se acelera y la respiración puede también presentarse más rápida. En esta fase soñamos y su principal característica (la cual le da el nombre) es que los ojos se mueven de manera rápida en todas direcciones. En la etapa REM se combina perfectamente la relajación muscular y la activación del sistema nervioso central.

Muchos expertos coinciden que el mejor momento para despertarse es durante el sueño REM.

La cantidad de ciclos que logremos completar podrían representar o no el despertar fresco y renovado, o por el contrario con falta de energía hasta para levantarnos.

Considera el siguiente ejemplo para tener una idea más clara. Si necesitas despertar a las 5am, es indispensable que trates de conciliar el sueño en uno de los siguientes tiempos: 20:10 o 21:40 o 23:10 o 12:40a.m, es necesario que quedes dormido dentro de esos tiempos.

Para mayor información sobre ¿cómo programar tu despertador para no interrumpir algún ciclo? Considera visitar sleepyti.me. En esta página podrás establecer la hora exacta que puedes colocar en tu despertador para que despiertes cuando algún ciclo se haya completado.

Es indispensable que conozcas la hora exacta en la cual debes despertarte o cuánto tardas en dormirte para no interrumpir los ciclos.

Si tu problema está en conciliar el sueño te regalamos estos consejos:

Toma nota de tu sueño: sí, es importante como te decíamos que conozcas el momento en que te has ido a dormir y cuando te has levantado, así como la calidad del mismo.

Procura ir a dormir cuando estés muy cansado

Esto te garantiza que te duermas más rápido, aunque existen personas que al estar muy cansado les cuesta dormir, pero en general es una minoría al que le sucede eso.

Elimina el despertador

No es fácil, pero con el tiempo puedes acostumbrar a tu cuerpo a levantarse a una hora específica, sin usar ningún despertador y así permitir que tu cuerpo descanse a plenitud sin preocuparte porque suene.

Mantener ciclos regulares y constantes de sueño

De esta forma acostumbras a tu organismo a una rutina y será más fácil conciliar tu sueño.

Procura darte un baño antes de dormir

Suele ser magnífico darse una ducha, si es con agua caliente mucho mejor, con eso lograrás relajar los músculos y conciliar el sueño mejor para dormir plácidamente.

Recuerda cada organismo es diferente, por lo que lo que funciona para unos, no funcionará para otros

Referencias:

Foto de cabecera: Foto: Juanedc | La bella durmiente

Labioguía | El confidencial | Mejor con salud

 

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: