¿Sabías que tu cerebro trabaja extra durante el resfriado?

Un estudio ha determinado que para proteger el sentido del olfato durante un resfriado, el cerebro cambia su manera de trabajar… ¡Sólo sigue leyendo!


Ello explica por qué se producen cambios en el funcionamiento del encéfalo cuando la nariz está taponada, lo cual resulta en una “falta de información olfativa” o “falta de olfato” que el cerebro intenta compensar.

¿Cómo se realizó el estudio?

el cerebro trabaja extra para que el sentido del olfato permanezca agudo y no se dañe por el exceso de mucosas

El Dr. Wu Keng Nei y sus colegas analizaron la evolución clínica de catorce individuos con las fosas nasales congestionadas durante una semana para llegar a esta conclusión, concretamente, fueron evaluados durante la noche, estudiando sus cerebros, en los que observó la atrofia del olfato debido a la constipación. Esto generaba una subida en la actividad de la corteza orbitofrontal y un descenso en la actividad de la corteza piriforme, ambas responsables de la captación e identificación de los aromas en el ambiente.

Foto: dierk schaefer | vía Flickr

Foto: dierk schaefer | vía Flickr

La actividad del encéfalo cambió otra vez y recuperó sus funciones naturales cuando la constipación desapareció por completo. La conclusión resultó en que el cerebro trabaja extra para que el sentido del olfato permanezca agudo y no se dañe por el exceso de mucosas nasales hasta que el resfriado termine. Esto se publicó en la revista Nature Neuroscience.

¿Qué dicen los expertos?

Los investigadores apuntan a que otros estudios que se vayan a realizar en un futuro acerca de las reacciones del sistema olfativo como consecuencia de la congestión nasal producida por el resfriado común podrán “proporcionar nuevos conocimientos sobre qué hacer frente a este problema en un contexto crónico”.

Referencias:

Foto de cabecera: Andrés Nieto Porras | vía Flickr

Con información de:

Muy Interesante

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: