¿Sabías que El Chavo del 8 tenía un nombre? Descubre aquí cuál era

El nombre fue publicado por primera vez en un libro de cuentos que Roberto Gómez Bolaños publicó en 1999, aunque éste pasó desapercibido.


No hace falta ser mexicano para saber quién fue El Chavo del 8, porque aunque la serie haya sido originaria de ese país latinoamericano, su popularidad sin precedentes la hizo visible en todo el mundo, y es que el éxito de El Chavo no se confinó a América Latina, también cruzó el Atlántico y más allá, y llegó a países tan aparentemente inverosímiles como Rusia, China e India.

La primera emisión de El Chavo del 8 fue en junio de 1971, y aún hoy algunas cadenas de televisión que tienen sus derechos de transmisión continúan emitiéndola. Es una serie que, por alguna razón inexplicable, cautiva y divierte mucho al público infantil; de hecho, los individuos de la Generación Y que crecieron viéndola, aún hoy, aunque todos ya pasen los veinticuatro años de edad, pueden seguir viéndola y riéndose de las cosas que pasan en ella como lo hacían antes.

Es algo muy único que sólo pocas series en el mundo tienen aunque, en este caso, El Chavo del 8 terminó en el año 1980 (debido en gran parte a las diferencias que hubo entre algunos de sus actores y el creador de la misma, Roberto Gómez Bolaños), por lo que aquello que hoy se transmite son los episodios antiguos.

Los que vieron El Chavo del 8, siempre conocieron al personaje como “Chavo” (que significa “chico” en la jerga popular mexicana) y no por un nombre de pila, tampoco conocieron un trasfondo del personaje, pues las situaciones humorísticas eran lo que realmente llamaba la atención de la serie y lo que evitaba en todo en todo momento que la gente se preguntara cosas: ¿y cómo un niño de ocho años acaba abandonado y viviendo en el barril de una vecindad? ¿Tuvo alguna vez familia? ¿Tuvo alguna vez un nombre?

Foto: Cubierta de la edición de 2007 | vía Google Books.

Foto: Cubierta de la edición de 2007 | vía Google Books.

Pues, aunque no lo creas, la respuesta es sí. El trasfondo del Chavo fue escrito por Roberto Gómez Bolaños en un libro llamado “El diario de El Chavo del Ocho”, el cual se publicó en el año 1999 pero pasó tan desapercibido que no fue sino hasta ayer que a algún nostálgico le dio por desempolvarlo y publicar la información en Twitter. De inmediato, el verdadero nombre de El Chavo del 8 se hizo tendencia en todo el mundo y, por lo tanto, noticia:

Según reseña el diario digital La Opinión, el verdadero nombre de El Chavo es Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi, uno muy similar al nombre de pila del actor italiano Rodolfo Valentino, y se trata de un niño que fue abandonado por sus padres en un orfanato de México del cual logró escapar para establecerse de forma anónima en la vecindad que todos conocemos. Pero basta con leer un poco sobre la vida de Rodolfo Valentino para darse cuenta de que no inspiró mucho la historia de El Chavo, más bien esta última recrea el común denominador de las vecindades humildes del México de los años setenta.

Interesante, ¿no crees? Esto demuestra que a veces hay muchas cosas que van más allá de lo que vemos superficialmente y muchas preguntas que algunos tuvieron en su momento, fueron contestadas aunque no nos diésemos cuenta. ¿Qué opinas al respecto?

Referencias:

Foto de cabecera: Captura de pantalla vía YouTube.

Con información de:

La Opinión

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: