¿Te crees desafortunado con el teléfono? Mira estas historias y agradecerás no ser tú

Bien dicen que cuando la tecnología avanza, el campesino sufre. Bueno, en realidad todos lo hacemos.


Los smartphones forman parte del conjunto de invenciones provenientes del hombre que son simplemente necesarias para cualquier persona, y lo digo en el sentido más literal de la palabra, pues cada vez nos hacemos más dependientes de éstos, a tal punto de que nos perdemos de muchas cosas que están sucediendo a nuestro alrededor por andar mandando un mensaje o viendo algo en las redes sociales.

Igual no vamos a dictarte una charla motivacional de lo que debes o no hacer con la tecnología, sino más bien a hablar un poco de lo que viene tomado de la mano con los teléfonos inteligentes: Los fails de los teléfonos. Ya sabes, esas veces cuando consigues algo traumante en el teléfono de alguien o cuando, por el contrario, alguien consigue algo que no debía ver en tu teléfono. Seguro has vivido algún momento vergonzoso, pero te prometo que luego de leer estas cinco historias vas a querer vender ese iPhone y volver a ese viejo Nokia que parecía un ladrillo.

1. El Padre que no sabía tomar una foto así que se encontró con una sorpresa

Carla estaba en el coro de la iglesia de todos los domingos desde que tenía seis años de edad. El Padre de la iglesia era casi su padre de verdad, pues la vio crecer. Así mismo sucedía con todos los miembros de la iglesia. Un domingo como cualquier otro, Carla fue a un evento con niños, el cual se desarrollaba en una cancha al frente de la iglesia. Carla le pidió al Padre que por favor le tomara una foto a ella con los niños. Él accedió pero como no sabía cómo tomar la foto, le dio sin querer a la función de la galería y estaba una foto que le había mandado un amigo de Carla a ella, donde éste estaba haciendo como si se follara a su perro. La foto, además, tenía un texto encima que decía “dámelo papi”

La cara del Padre fue todo un poema, y la semana siguiente mencionó en la misa cómo la gente joven se está depravando a causa de los celulares.

giphy-5

Gif: Giphy

2. La mejor carátula para toda la música

Roberto le envió una foto de su pene a su novia Sofía. Él cambió la memoria de su teléfono por otra nueva, y por alguna razón que él desconoce, cuando instaló la nueva, esa foto se puso de portada en cada canción que tenía en el celular. Por supuesto se dio cuenta de ésto cuando en la noche, fue a una fiesta y le pidieron su teléfono para conectarlo a la computadora y poner algo de música. Desde ese día todos sus amigos juran que Roberto tiene una especie de amor obsesivo con su pene… Y no los culpo.

giphy-7

Gif: Giphy

3. ¡¿ÉSE ES MI HIJO?!

Franca y Luis se casaron y se fueron de luna de miel a las Bahamas. Cuando llegaron a casa, fueron a visitar a los padres de Luis. El suegro de Franca le insistió que le mostrara fotos del viaje. Ella le dijo:“Sí, está bien, pero tiene que darle a la derecha pues no hay más fotos, ¿de acuerdo?”

Por supuesto que él le dio a la izquierda y todos en la sala escucharon un fuerte “¡¿ESE ES MI HIJO?!”, proveniente del padre de Luis, con los ojos fuera de su rostro. Sí, es lo que se están imaginando, una foto de Luis como Dios lo trajo al mundo, y en una posición digna de un currículum de un gigoló.

giphy-8

Gif: Giphy

4. Sería una excelente selfie

Las hemorroides no son amigas de nadie, pero en éste caso, Rebeca definitivamente es la enemiga mayor de éstas. Ya tenía un largo tiempo sufriendo a causa de ellas así que decidió hacerse la cirugía, pero antes, se tomó unas fotos de su ano para ver si las lograba ver porque ya no hallaba cómo hacer, ¡ni con un espejo podía! Eran aproximadamente unas diez fotos de sus hemorroides, pues no lograba que salieran bien. En fin, se hizo su cirugía y les dijo adiós para siempre, o al menos eso creía ella.

Días después, Rebeca estaba con su novio mostrándole las fotos que se había tomado para ver cuál selfie le gustaba más para ponerla de foto de perfil en sus redes sociales, cuando se encontró con la foto de su hemorroide que había olvidado borrar… Genial.

giphy-6

Gif: Giphy

5. El nadador del retrete

Marco y Saúl son compañeros del equipo de fútbol. Un día Marco le estaba mostrando a Saúl en su teléfono unos vídeos de algunas jugadas que había estado practicando, pero de pronto le dio “demasiado para la izquierda” y se consiguió con la foto de un retrete, con un nadador ahí adentro (ya saben, mierda). Los dos quedaron en silencio y Marco trató de explicar que se trataba de una broma que le estaba haciendo a otro amigo… Desde ese día decidieron borrar de sus memorias lo que sucedió y seguir con su vida como si nada hubiese ocurrido.

giphy-9

Gif: Giphy

¿Tienes una historia de éste tipo? ¡Cuéntalo todo en la sección de comentarios!

Referencias:

Foto de cabecera: vía Flickr.

Con información de:

Buzzfeed

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: