¿Tus invitados no captan que quieres que se vayan de tu casa? Te tenemos la solución

Algunas personas simplemente no captan el rechazo, es momento que le pongamos un parado a esto de manera inmediata.


A mi me encanta hacer reuniones sociales en mi casa, y me encantan mis amigos, dah, por algo lo son ¿no crees?, Pero admito que cuando recuerdo que nunca quieren irse, se me quitan las ganas de hacer algo (lo siento si alguno está leyendo esto, pero es que vamos, ¡nunca quieren irse!) Es como si no tuvieran hogar propio or something, entonces, pensando en este mismo inconveniente y teniendo bien presente que probablemente tú sufras del mismo mal, aquí te traigo una guía básica para botar de tu casa a tus invitados.

Indirectas

¿Quién no es considerado un maestro de las indirectas?, Si crees que no lo eres, te recomiendo que comiences a practicar porque es uno de los métodos más factibles para botar a alguien de tu casa cuando ya no soportas su presencia. Entre las mejores indirectas existentes, las que nunca fallan son mirar constantemente el reloj, bostezar muchísimo, decir repetidas veces que ya es tarde, ¡cualquier cosa! Si tus amistades tienen oídos y ojos, se darán cuenta que es momento de volar.

Gif: Giphy

Establece límites

Si ya conoces a tu ganado, entonces ¿para qué te sorprendes? No es primera vez que tus amigos quieren quedarse “para toda la vida”, entonces, una de las mejores maneras es establecer un límite previo a la reunión. Por ejemplo, si quieren ir a tu casa puedes decirles amablemente “está bien, pueden venir, eso sí, no se van a quedar hasta después de tal hora porque esa es la regla”.

Gif: Giphy

Realiza ataques indirectos/directos

Si aún después de los bostezos y las puntas que les lances no agarran la indirecta de que quieres que se vayan, te toca ponerte creativo. Lo que puedes hacer es irte por ratos largos a tu cuarto y de repente salir con la pijama puesta, o ir apagando gradualmente las luces de tu casa, o también lo que siempre funciona es desconectar el aire acondicionado o la calefacción en caso de invierno, creo que de esa manera van a caer eventualmente.

Gif: Giphy

Sé una bitch

Si después de todo eso, siguen sin comprender nada, entonces adopta una actitud de muchacho malcriado y no los atiendas. Si te piden si pueden usar el baño: no les respondas, o si te piden que les des agua, niégaselas (así digan que el agua no se le niega a nadie), si te piden el cargador del celular: di que te da fastidio buscarlo, anyways, ¡cualquier cosa! El punto es que debes actuar como una bitch para que empiecen a agarrar la onda de que no estás nada interesado en seguir charlando.

Gif: Giphy

Inventa mil y un excusas

Si vives acompañado, échale toda la culpa a tu roommate obviamente, claro, esto debes hacerlo sólo si no conocen a tu compañero de piso porque si no vas a terminar cagándola. Cuando te pregunten directamente “¿pero por qué nos tenemos que ir?”, Tu respuesta será “es que a mi roommate no le gustan las visitas prolongadas”. Nadie quiere meterse con los roommates jamás, entonces por ahí tendrás varios puntos ganados, tus invitados se irán y el que quedará mal será tu compañero y no tú. En el caso de que vivas solo, lo siento, no hay buenas noticias para ti.

Gif: Giphy

Inventate un fantasma

Todos le tenemos miedo a un fantasma, es por eso que es la excusa más antigua y la más efectiva para botar a alguien de tu casa en el acto. Por supuesto deberás llegarle a tus amigos con una historia bastante creíble, similar a “justo en esa silla, donde te encuentras tú sentado, se murió mi tatarabuelo ahogado con la cáscara de un maní, desde ese entonces él se encarga de espantar a todos los que se queden en esta sala a las tres de la mañana”.

Gif: Giphy

Duérmete

Tan sencillo como que: agarra tus cosas y vete a dormir, o quédate dormido en el mueble mejor, así verán que definitivamente ya no te interesa estar conversando con ellos y que además tus horas de sueño son totalmente sagradas, ¿quién les manda?

Gif: Giphy

Sé sincero

Si después de todas las indirectas, directas, maltratos, desprecios, fantasmas imaginarios y todo lo demás tus amigos todavía no se quieren ir, sé honesto, es la que más aplico yo, claro, porque ya hay bastante confianza. No hay nada que un “Dios mío ¿tú no tienes un lugar mejor donde estar que no sea aquí?”, no pueda solucionar.

Gif: Giphy

La sinceridad es genial y gracias a ella es que en verdad podemos conseguir las cosas que queremos, sin embargo insisto, y hago bastante énfasis en este aspecto, asegurate de ser así cuando tengas la confianza suficiente, si todavía consideras que no la hay, te vas a tener que seguir inventando fantasmas hasta que lo comprenda todo mundo.

Referencias:
Foto de cabecera: Mientras Tanto en Mexico

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: