¿Viajar sin dinero es posible? Revisa este post y descubre la respuesta

Nada más enriquecedor que viajar, pero viajar supone una inversión de recursos que muchas veces se escapan de nuestro presupuesto… Si te digo que puedes viajar con un mínimo de esfuerzo, ¿me creerías?


Desde un punto de vista textual, viajar no significa necesariamente ir a París o a Nueva York, hospedarse en hoteles cinco estrellas o en cruceros lujosos (claro que todo eso suena genial), sino dirigirse a un destino el cual seguro aprovecharás al máximo dependiendo de tus intereses.

¿Cómo llegamos?

Europa tiene una super ventaja en comparación con los demás continentes: la cercanía que hay entre sus países, no sólo en distancia sino en muchos medios de transporte: terrestres, fluviales y aéreos con tarifas que se adaptan a los bolsillos de muchos.

Considera las aerolíneas “económicas” o los descuentos de las temporadas.

En América en cambio movilizarse de forma terrestre es un poco más difícil, aunque créeme que muchos aventureros han viajado desde Venezuela hasta Argentina como mochileros y aseguran que es un viaje de ensueño.

Bien, quizás lo de mochileros no nos agrade mucho pero algo que puedes considerar es como mencioné anteriormente las aerolíneas “económicas” o los descuentos de las temporadas bajas. Si viajas un diciembre puedes gastar hasta el doble de lo que podrías gastar si viajas por ejemplo en Abril. A mí me gusta mucho la página de Skyscanner porque su buscador es cómodo y permite visualizar de manera más fácil los diferentes precios de boletos aéreos a lo largo de los meses e incluso de los días del año.

Foto: Pexels

Foto: Pexels

¿Dónde nos hospedamos?

El segundo gasto fuerte es el hospedaje. Cuando viajo, hago una lista de los amigos, primos y hasta conocidos que viven en diferentes ciudades del mundo (o incluso dentro de mi país); confieso que en un principio me daba algo de vergüenza, pero no hay nada que un obsequio de agradecimiento no solucione.

Bueno, en realidad convivir con las personas que te reciben también es muy bonito, tanto para ti como para quien te recibe; inventa una noche de cocina autóctona del país que visitas, una cata de vinos económicos que compraron en el supermercado o simples paseos al parque más cercano, no importa, ¡ingéniatelas! Recuerda que las vivencias son parte importante de tu aventura.

Los hostales son el espacio ideal para conocer gente.

Ok, ¿y si no tengo a nadie que me pueda recibir fuera? Los hostales pueden ser tu carta mágica. Existen hostales que se adaptan prácticamente a los requerimientos de cualquier viajero, bien sea que compartas habitación con un extraño o prefieras tu privacidad, sus diferentes opciones seguro se ajustarán a tu presupuesto.

Personalmente los hostales me parecen el espacio ideal para conocer gente, ya que es fácil conversar con otros viajeros sobre aventuras y consejos.

Otra ventaja que tienen consigo los hostales es la posibilidad de utilizar su cocina, que como ya sabemos, la comida es otro de los gastos fuertes que tenemos al momento de viajar. Por supuesto siempre será más económico prepararnos nuestros propios emparedados que sentarnos en un restaurante a desayunar.

Foto: Pexels

Foto: Pexels

Muy bien, suponiendo que tenemos la parte de la movilidad, hospedaje y comida resuelta, ¿ahora qué hacemos?

Consigue información en páginas web y en aplicaciones móviles sobre las rutas, horarios y costos de los tickets de transporte.

Lo primero que nos tenemos que preguntar es ¿qué queremos conocer? Y aquí te doy una recomendación muy sincera: Ve a los lugares que te interesan, no a los que son “parada obligatoria” porque todo el mundo va. Si a ti no te gustan los museos, por ejemplo, no te sientas mal al decidir no ir al “Museo de Louvre”. Recuerda que viajar es una inversión, así que tu dinero disfrútalo realizando actividades que de verdad te apasionen.

¿Cómo nos movemos?

El transporte público suele ser más económico que un taxi SIEMPRE. Si eres más aventurero, capaz eres de los que disfruta pidiendo aventones, pero bueno, en muchos países se consigue información tanto en páginas web como en aplicaciones móviles sobre las rutas, horarios y costos de los tickets de transporte. Pregunta también sobre ofertas y tarifas preferenciales, que no se te pase ningún detalle 😀

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

Recomendaciones finales

Otro dato es que en casi cualquier ciudad hay cosas gratis que puedes visitar, paseos, parques, playas, muelles, monumentos, conciertos; por esto es importante que tomes un tiempo para investigar y organizar cuál será tu recorrido.

Como consejo final: DISFRUTA todo, desde los olores hasta el trato de las personas. Es genial cuando los recuerdos de tu vida están compuestos por distintas locaciones, ¿no? Intercambia tu opinión y consejos en blogs de viajeros y contagia de tu entusiasmo a otras personas en el mundo, recuerda que “viajar te deja sin palabras, luego te convierte en un narrador de historias”.

Referencias:

Foto de cabecera: Pexels

Si te gustó, ¡agradeceremos que lo compartas!

Más artículos sorprendentes: